Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00
Autonomías > C. Valenciana

Los empresarios reprochan a Puig las decisiones "ideológicas" en sanidad

El presidente de la patronal ha destacado que es tiempo de "colaborar" y no de "imposiciones"

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig.
Los empresarios reprochan a Puig las decisiones "ideológicas" en sanidad
Redacción
Lunes, 06 de febrero de 2017, a las 17:20
Los empresarios valencianos se suman a las críticas que recibe el Gobierno de la comunidad por la “carga ideológica” de sus decisiones en sanidad, cuya Consejería está liderada por Carmen Montón. En esta ocasión ha sido el presidente de la patronal autonómica (CEV) y vicepresidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), Salvador Navarro, quien ha considerado que acciones como la reversión del ‘modelo Alzira’ atienden meramente a motivos ideológicos.

La crítica de Navarro va en la misma línea que la realizada por Javier Sempere, el secretario de la plataforma SanitatSolsUna, integrada por alrededor de 200 trabajadores del Hospital de La Ribera, que en una entrevista concedida a Redacción Médica ha señalado que la decisión de Montón de deshacer el 'modelo Alzira' se enmarca en una “guerra política” en la que no se tienen en cuenta los datos de calidad asistencial y los de eficiencia económica, que refuerzan el argumentario a favor de mantener el modelo.

Así, Navarro ha remarcado durante su intervención en el desayuno informativo del Fórum Europa Tribuna Mediterránea que ahora es tiempo de "colaborar" y de "idear nuevas fórmulas" para que los diferentes ámbitos se interrelacionen "más y mejor cada día". "No es tiempo de imposiciones, las imposiciones nunca son neutras", ha reivindicado.

En su discurso, ha señalado que en el actual escenario de falta de recursos en la administración valenciana hace falta que la colaboración público-privada tenga que ser considerada como "una solución y no como un problema" en la gestión y provisión de bienes y servicios públicos, pero siempre implantada "con control, seguimiento, evaluación, eficiencia y transparencia". "Les estoy hablando de gestión, no de ideología", ha subrayado.

En este sentido, ha lamentado la reversión de las concesiones privadas en sanidad porque ha defendido que hay más capacidad de generar si hay colaboración entre lo público y lo privado, especialmente en el actual contexto de déficit de recursos.

La respuesta de Puig

Por su parte, el presidente autonómico, que también ha asistido al desayuno, ha asegurado que el Consell tiene "claramente desarrollada" la colaboración público-privada y que "la va a desarrollar más en el futuro", pero ha remarcado que "lo que nunca va a pasar" es que se haga "sin competencia, evaluación, y capacidad de defender el interés general".

Así lo ha indicado a los medios de comunicación después del encuentro, ocasión en la que ha aprovechado para destacar que "cada uno defiende su posición”, pero que la “mirada empresarial coincide en gran medida” con la del Gobierno, “aunque en otras cosas hay factores discrepantes".