23 abr 2019 | Actualizado: 12:00

La Ribera niega las acusaciones de haber cerrado su Unidad de Preingreso

El centro sanitario contesta a la denuncia de la asociación Sanitat Sols Una

Exteriores del Hospital de La Ribera.
La Ribera niega las acusaciones de haber cerrado su Unidad de Preingreso
mar 26 marzo 2019. 14.00H
La asociación Sanitat Sols Una ha denunciado que en el Hospital de La Ribera se ha cerrado la Unidad de Preingreso tan solo tres meses después de abrirla. “Ha sido un absoluto fracaso, una muestra más de la improvisación y la gestión a golpe de ocurrencia que se viene llevando a cabo desde el primer día de la reversión a la gestión directa del Hospital de La Ribera por parte de la Conselleria de Sanidad”, ha dicho el colectivo en un comunicado. Si bien, el hospital lo ha negado categóricamente: "está en funcionamiento y a pleno rendimiento"

Además, el Hospital ha detallado que, en los momentos de mayor presión asistencial, esta Unidad "está permitiendo aliviar el flujo de pacientes que llegan al Servicio de Urgencias, mejorando la atención que se presta a las personas que están pendientes de ingreso. Así, estos pacientes permanecen en esta Unidad con un acompañante y bajo continua supervisión del personal sanitario, a diferencia de lo que ocurría antes de su puesta en marcha, donde este tipo de pacientes debía permanecer en los boxes de Urgencias".

Asimismo, ha manifestado que, cuando la presión de Urgencias lo permite, esta Unidad se está utilizando también "para agilizar los tratamientos intravenosos no oncológicos y la realización de pruebas diagnósticas que necesitan con-trol médico posterior a su realización". Además, ha indicado que desde su puesta en marcha han pasado por ella más de 200 pacientes, que el mobiliario de la misma es nuevo y que es similar a las que existen en los otros hospitales públicos de la región.  


La versión de Sanitat Sols Una 


Por su parte, Sanitat Sols Una ha expresado que hubo “numerosas quejas de pacientes y sus familiares, cuando se llevaron a cabo las obras para la adecuación de este espacio, eliminado consultas de la primera planta y espacio de las zonas de espera”. “Y todo porque la gestión de camas en las Urgencias es deficiente y se pretende crear un espacio ‘intermedio’ entre las Urgencias y la hospitalización. De esta forma, se intentaba paliar el colapso de las Urgencias, pero sin una hospitalización ‘completa’”.

El colectivo ha dicho que también hubo quejas de pacientes una vez abierta la Unidad, por “un baño para 26 enfermos y sus respectivos acompañantes, mobiliario viejo, sillas sin apoya-brazos para acompañantes que hacen noche y un largo etcétera generaron una situación insostenible para los profesionales, que intentaban seguir haciendo su trabajo en unas condiciones muy difíciles según reconocían”.

Para Sanitat Sols Una, “el problema que es que se ha invertido tiempo y dinero en unas obras que, tres meses después se ha demostrado que no han servido para nada”. Además, ha añadido, “se han generado molestias a los pacientes y a los profesionales totalmente innecesarias”.  “En conclusión: Un nuevo desastre de la reversión”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.