12 dic 2018 | Actualizado: 21:10

La Medicina Nuclear de Vinalopó mejora el diagnóstico de cáncer

El servicio ha realizado más de 18.700 pruebas de PET-TAC desde 2011

En los últimos meses se ha reforzado el servicio incrementando el ritmo de actividad.
La Medicina Nuclear de Vinalopó mejora el diagnóstico de cáncer
lun 29 mayo 2017. 12.00H
Redacción
El Servicio de Medicina Nuclear del Hospital del Vinalopó ha realizado más de 18.700 pruebas de PET-TAC desde su entrada en funcionamiento en mayo de 2011. Los profesionales del servicio valoran “muy positivamente” este dato, ya que ha permitido llevar a cabo un diagnóstico más rápido y preciso de distintas patologías, principalmente cáncer, ofreciendo una valoración más temprana a los pacientes de cara a su tratamiento.

En los últimos meses se ha reforzado el servicio incrementando el ritmo de actividad. “Solo en lo que va de año, más de dos mil pacientes se han sometido a una prueba PET-TAC, de la mano de los profesionales del servicio”, asegura el grupo Ribera Salud, en un comunicado. Durante 2016, el servicio de medicina nuclear realizó 4.600 estudios PET-TAC no solo a pacientes de Elche, Crevillent y Aspe, sino también a personas de distintos puntos de la provincia de Alicante que no disponen de esta tecnología en sus respectivos centros hospitalarios. En este sentido, el Hospital del Vinalopó se ha convertido en un centro de referencia que ha permitido, durante los últimos seis años,  prestar un servicio que no existía en la cartera de servicios de la Consejería en Alicante, con un alto índice de satisfacción.

“La actividad de nuestro servicio de medicina nuclear es muy similar a la de grandes hospitales como La Fe de Valencia, hecho que nos convierte en un centro altamente resolutivo y preocupado por ofrecer una respuesta rápida al paciente”, explica González Cabezas, jefe de servicio de Medicina Nuclear. Además, “desde nuestro centro hemos contribuido a la formación de profesionales especialistas en Medicina Nuclear y radiología que desarrollan su labor en otros hospitales de la Comunidad Valenciana”.

Alto nivel tecnológico

Mediante este equipo los profesionales sanitarios obtienen imágenes de tipo metabólico, que “les permiten realizar un diagnóstico precoz de muchas patologías así como una valoración más temprana de la respuesta a los tratamientos administrados”. Las imágenes obtenidas mediante este equipo no podrían ser obtenidas con las técnicas de diagnóstico convencionales empleadas en otros centros. Según el jefe de servicio, el González Cabezas, «este alto nivel tecnológico permite ofrecer una asistencia de la máxima calidad a los pacientes de la provincia».

El Servicio de Medicina Nuclear es una especialidad en la que se emplean radiotrazadores y radiofármacos (formados por un fármaco transportador y un isótopo radioactivo) para el diagnóstico, prevención y tratamiento de múltiples patologías.

Además de la tecnología PET-TAC, el Servicio dispone de una gammacámara de doble cabezal para realizar gammagrafía y estudios gammagráficos. Durante 2017 se han realizado más de 700 estudios de este tipo, con una estimación anual de casi 2.000 pruebas. Estos recursos tecnológicos permiten abarcar la práctica totalidad de exploraciones de Medicina Nuclear, permitiendo detectar lesiones tumorales de reducido tamaño que antes eran prácticamente imposibles de identificar.

El servicio de Medicina Nuclear se encuentra ubicado en la planta baja del edificio, sobre una superficie aproximada de 800 metros cuadrados. El área se encuentra reglada por un estricto control que regula la emisión de radiación.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.