Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05
Autonomías > C. Valenciana

La Consejería contraataca y denuncia sobrecostes en facturas de La Ribera

La Generalitat denuncia un exceso en Urgencias de 2,6 millones de euros, mientras el centro habla de presiones públicas

Carmen Montón, consejera de Sanidad, y el gerente del Departamento de Salud de La Ribera, Javier Palau.
La Consejería contraataca y denuncia sobrecostes en facturas de La Ribera
Redacción
Sábado, 28 de enero de 2017, a las 13:20
Contraataque de la Consejería de Sanidad de la Generalitat. La dirección general de Alta Inspección Sanitaria ha anunciado sobrecostes en facturas de hasta 2,6 millones de euros en la atención de ciudadanos en el servicio de urgencias del Hospital de La Ribera. La denuncia llega después de que La Ribera afirmara, este viernes, que su área de Urgencias recibe más inspecciones que otros centros del sector público.

El centro anunció, incluso, que este viernes había recibido una auditoría sorpresa realizada por los servicios de inspección de la Consejería de Sanidad a su área de Urgencias. La medida sorprendió al hospital por lo inusual de su práctica, ya que estas medidas suelen ser anunciadas con semanas de antelación. No obstante, el centro no puso ninguna resistencia en dejar analizar “la estructura, planillas de personal, recursos humanos disponibles, así como la saturación de la unidad”, como solicitaron los representantes de la Consejería. Con esta revisión, el Hospital de La Ribera alcanza la cifra de 45 auditorías  en sus 18 años en funcionamiento.

Desde la Consejería de Sanidad se ha afirmado el descubrimiento, durante sus auditorías, de la existencia de algunas irregularidades, como "facturas hinchadas" y "doble facturación". De ahí que se estime que se hayan emitido facturas de forma irregular por valor de 2,6 millones de euros durante el trienio 2013, 2014 y 2015 por la atenciones en urgencias hospitalarias.

Los hospitales de gestión privada cobran un fijo de la Generaliat por la población del departamento de salud que tienen asignado, pero los servicios de los pacientes procedentes de otras demarcaciones son facturados aparte, y ahí es donde la inspección sanitaria ha detectado los sobrecostes, según fuentes de la Consejería.