21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Intoxicaciones, quemaduras y picaduras: el trabajo sanitario en el FIB

El Departamento de Salud de Castellón valora la coordinación con el equipo médico contratado por el festival

El departamento tiene un protocolo de grandes catástrofes.
Intoxicaciones, quemaduras y picaduras: el trabajo sanitario en el FIB
sáb 15 julio 2017. 11.00H
Víctor Goded
Durante este fin de semana que se está celebrando el Festival Internacional de Benicàssim, el Departamento de Salud de Castellón ha reforzado sus servicios de atención continuada para atender el incremento de visitantes. Así, se ampliará el equipo de urgencias que se presta en el Centro de Salud del municipio con un facultativo y una enfermera más. Además, el Servicio de Urgencias del Hospital General de Castellón trabajará con la totalidad de su plantilla y se aumentará la misma con cinco enfermeros o enfermeras y hasta otros siete auxiliares de Enfermería más.

“La atención crece alrededor de entre un 20 y 30 por ciento respecto a otro fin de semana. Lo cierto es que no es como en los inicios. En los últimos años, con la mejora que ha habido en el equipo médico del propio recinto, lo hemos notado mucho tanto desde el hospital como el centro de salud”, reconoce a Redacción Médica el director médico de AP de Castellón, Javier Sorribes.

“Aparte de las intoxicaciones etílicas, que las hay, lo que más atendemos son patologías relacionadas puramente con el verano, como quemaduras solares, picaduras o gastroenteritis”, asegura el especialista. En ese sentido, valora el trabajo que lleva a cabo el equipo médico contratado por el propio festival, independiente del Consell, pero con los que existe una gran coordinación para que nada llegue a mayores. “Los compañeros sanitarios que trabajan dentro del recinto, donde nosotros no podemos entrar, manejan cada vez mejor las situaciones de intoxicaciones. Si finalmente los pacientes tienen que remitirlo al hospital, normalmente y por fortuna llegan en muy buenas condiciones, estabilizados y sin ningún problema”.

Plan preventivo

Como viene siendo habitual, las autoridades han puesto en marcha nuevamente un Plan Preventivo de Atención Sanitaria para Festivales de Benicàssim desde Atención Primaria: “Por suerte, normalmente no se activa, pero que tiene que existir por si alguna vez pasara algo”. Además,  Javier Sorribes reconoce que el propio departamento “tiene un protocolo para grandes catástrofes. Por ahora solo lo hemos aplicado una vez, hace un año, porque tuvimos un accidente de un autobús con muchos heridos. En el caso de los festivales, afortunadamente, nunca hemos tenido que activarlo. Las medidas están destinadas al aspecto hospitalario para atender de golpe a un gran número de pacientes, como llamando a facultativos extra, redistribuir la patología menos urgente a otros recursos para poder atender a lo más prioritario…”.

Castellón es un sitio que acoge festivales de forma regular durante todo el año. En nuestro equipo, prácticamente no hay nadie que no haya vivido desde el punto de vista sanitario un festival de grandes dimensiones. Estamos habituados a manejar eventos de este tipo”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.