Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 11:05
Autonomías > C. Valenciana

El IDIS refuerza el papel de Alzira en medio de su 'tormenta' con Sanidad

Entrega al hospital su Acreditación QH a modo de reconocimiento del trabajo realizado por la sanidad valenciana

Alberto de Rosa, Vicente Palop, José Emilio Llopis, Adolfo Fernández-Valmayor, Javier Palau y Esther Gómez.
El IDIS refuerza el papel de Alzira en medio de su 'tormenta' con Sanidad
Redacción
Miércoles, 05 de octubre de 2016, a las 18:00
El Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) ha respaldado la labor del grupo Ribera Salud, especialmente en el momento en el que ve peligrar la continuidad de su concesión administrativa en el Hospital de Alzira. Este miércoles, el presidente de esta entidad, Adolfo Fernández-Valmayor, ha hecho entrega a La Ribera de la placa Quality Healthcare (QH) con nivel de una estrella, la acreditación de calidad que obtuvo este centro sanitario en 2015.

Según Adolfo Fernández-Valmayor, “la Acreditación QH es un reconocimiento al trabajo de todos los profesionales del Hospital de La Ribera, que logran una atención al paciente de excelencia y eficiente, cuyo modelo ha sido ampliamente valorado dentro y fuera de España”. Por eso, ante el posible fin de la concesión administrativa en este hospital, el presidente del IDIS ha declarado que “esta decisión habría que tomarla tras estudiar a fondo los resultados de salud, que en este hospital son buenos”. “Además, hay que evaluar tanto las opiniones de los pacientes para saber si se sienten bien atendidos, como analizar los datos de eficiencia. Todos estos factores deben ser valorados antes de tomar ninguna decisión”, ha añadido.

En su opinión, “el modelo de colaboración público-privada supone una descarga de los presupuestos públicos, ya que a través de este sistema de concesiones se obtiene un coste de, al menos, un 25 por ciento inferior a la media de la gestión pública”. Una idea que comparte el consejero delegado de Ribera Salud, Alberto de Rosa, quien ha afirmado que la colaboración público-privada garantiza la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) ya que “permite asegurar la necesaria inversión de capital sin incremento de la deuda pública, al tratarse de un modelo de financiación pública con gasto predefinido y asegurado”.  Y más, ha declarado, en un momento en el que los estudios económicos pronostican que dentro de unos años el gasto sanitario necesario para dar cobertura universal y equitativa será el doble que en la actualidad.

La concesión administrativa mejora los resultados de salud

En cuanto a los datos asistenciales de las concesiones administrativas, el presidente del IDIS ha asegurado que “mejoran al ser comparados con la media de la Comunidad Valenciana”, por ejemplo, 20 días en el tiempo de espera para primeras visitas, frente a una media de la Consejería de Sanidad de 39 días; 40 frente a 57 para las intervenciones quirúrgicas; también es menor la estancia media en el Hospital de La Ribera, en Alzira, 4,64 días, que la media de la Administración, 5,74, entre otros indicadores. Sobre los profesionales, el presidente del IDIS considera que “este modelo de gestión potencia su figura, apuesta por la gestión por competencias, y reconoce y premia la carrera profesional”.

Por su parte, Alberto de Rosa ha declarado que “la colaboración público privada es imprescindible, además de para contribuir a la sostenibilidad de nuestro Estado de Bienestar, para ayudar a cambiar un sistema con estructuras y mentalidad de hace 40 años, y para que España no se aleje de todos los países del entorno europeo que han emprendido reformas contando con la iniciativa privada”.

Por eso, De Rosa no entiende cómo la Generalitat valenciana saque a concurso algunos servicios sanitarios y otros no (en referencia al  de hemodiálisis ambulatorio), y ha defendido que existen muchas fórmulas para colaborar con la administración, a la que ofrece su “mano tendida” en la reversión de la gestión de La Ribera.

Según ha indicado, el grupo ya ha recibido la carta de anuncio de fin de la concesión y está a la espera de conocer cómo se va a desarrollar el proceso de reversión, y hasta el momento no se ha mantenido ninguna reunión al respecto. “Estamos seguros de que la Administración lo tendrá todo previsto -en el proceso de reversión- y lo único que le pediría es que cuanto menos incertidumbre se cree, mejor”.