Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:50
Autonomías > C. Valenciana

Comunidad Valenciana dejará de derivar las resonancias magnéticas

El pleno ha aprobado la iniciativa de Podemos con los votos de PSPV y Compromís, entre reproches de corrupción

Daniel Geffner, diputado de Podemos.
Comunidad Valenciana dejará de derivar las resonancias magnéticas
Redacción
Miércoles, 13 de abril de 2016, a las 16:20
El pleno de las Cortes Valencianas ha aprobado con los votos a favor de PSPV, Compromís y Podemos, la abstención de Ciudadanos y el rechazo del PP, (y no sin polémica) una iniciativa presentada por la formación morada en la que se insta al Gobierno a presentar un "plan de recuperación de las resonancias magnéticas" que incluya un cronograma de actuaciones, con el objetivo de que éstas sean de propiedad y gestión directa de la Consejeria de Sanidad.

Asimismo, se insta a pedir un informe jurídico para la reversión del contrato de las resonancias magnéticas, ya sea en su totalidad o en parte, además de aumentar las inspecciones a la empresa adjudicataria del contrato, la UTE Erescanner Salud, exigirle que cumpla las condiciones pactadas y que actualice los equipos.

Los alegatos

El diputado de Podemos Daniel Geffner ha recordado que se realizó en 2008 un concurso adjudicado a la UTE Erescanner, vigente hasta 2018, por un importe de casi 500 millones de euros en 11 hospitales de la red pública, sin incluir los cinco departamentos de salud en concesión administrativa.

Desde Compromís, la diputada Isaura Navarro ha defendido que desde el Gobierno ya se están dando pasos para esa reversión y ha criticado que este caso es "una vez más un desfalco a las cuentas valencianas" realizado por el PP, al tiempo que ha recordado que su grupo ya denunció lo ocurrido con estos conciertos la pasada legislatura y pidió una comisión de investigación que fue rechazada con los votos del PP.

El diputado socialista Ignacio Subías ha incidido en que este es "un tema bochornoso en la gestión del PP" y un ejemplo de su modelo "mercantilista y privatizador" de la sanidad que, además, "afecta a la formación de los profesionales del sistema público y también a la sostenibilidad de las arcas públicas, con "un desfalco, posiblemente".

La respuesta del PP

Por su parte, el 'popular' José Juan Zaplana ha apuntado que con esta resolución "le crean un nuevo problema" a la consejera de Sanidad, Carmen Montón, cuyo lema es "Montón, chapuzas a mogollón", y criticado que se pidan más inspecciones cuando la consellera es "incapaz de desarrollar las normales".

Por su parte, el diputado de Ciudadanos Juan Córdoba ha alertado de que la reversión "significa mucho dinero" y ha instado a reparar en esta cuestión antes de dar cualquier paso, al tiempo que ha manifestado que desde su partido son partidarios de no renovar las concesiones siempre que se demuestre que la gestión pública es tan o más eficiente que la privada y se garantice que se podrá asumir el trabajo externalizado.