Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:00
Autonomías > C. Valenciana

"Tenemos que lograr que las mujeres lleguen a puestos de responsabilidad"

Así lo ha señalado María Isabel Moya, elegida presidenta del Colegio de Médicos de Alicante, a este periódico

María Isabel Moya.
"Tenemos que lograr que las mujeres lleguen a puestos de responsabilidad"
Mercedes Rivera
Jueves, 26 de abril de 2018, a las 09:10
María Isabel Moya, la primera mujer en la historia del Colegio de Médicos de Alicante en presidir esta institución y que toma posesión este jueves, ha analizado el papel de la mujer en la sistema sanitario, destacando la necesidad de plantear medidas que permitan a las mujeres acceder a puestos de responsabilidad. También ha analizado otros temas de actualidad como las agresiones sanitarias y el modelo de concesión hospitalaria de La Ribera.

¿Cuáles son sus objetivos como presidenta?

Estamos contentos de haber ganado las elecciones con este respaldo. Nos sentimos orgullosos y pensamos que podemos impulsar un cambio que es para lo que realmente nos hemos presentado a las elecciones. El Colegio de Médicos de Alicante es una institución que se tiene que dinamizar más, tendría que tener un papel más activo en la sociedad y en los médicos. Queremos hacerla eficiente y cercana a los colegiados para que la sientan como una institución útil, así como impulsar el rol del colegio en los foros de la profesión médica.

La Medicina se considera una profesión feminizada por el alto porcentaje de mujeres que trabajan. ¿Qué propuestas haría usted para empoderar aún más la figura de la mujer en el ámbito sanitario?

La profesión médica se ha feminizado hasta tal punto de que los nuevos datos apuntan a que la relación va a ser un 70 por ciento de mujeres y 30 por ciento de hombres. Lo que hace falta es que la mujer acceda a los puestos de responsabilidad con igual de oportunidades. Tenemos que plantear medidas de conciliación familiar, medidas que puedan cumplir con los objetivos del plan de igualdad de la Consejería de Sanidad que ya están marcados y llevarlos a la práctica.

¿Cree que las chicas tienen más trabas que los chicos en el MIR?

No son trabas visibles o institucionales. Las trabas vienen marcadas por el rol de las mujeres en la sociedad que sigue siendo un rol de compaginar el trabajo laboral y el trabajo de la casa, de los hijos. Este rol es el que hace que esas trabas en el ámbito laboral existan. En el MIR, no son trabas que poca la Administración, son trabas que vienen marcadas por el rol de que hablamos. Necesitamos un cambio de paradigma total para que esas barreras no se produzcan.

Recientemente se han presentado las cifras de las agresiones a sanitarios. ¿Qué medidas cree usted que deberían promoverse para combatir este problema?

Creo que hay varias cosas por hacer. La primera sería pedir que o solo se endurezcan las penas de agresiones físicas en el código penal, sino que todas las agresiones –verbales y psíquicas que son las más frecuentes- también tuvieran un endurecimiento de pena y un reconocimiento mayor en cuanto a las penas. En segundo lugar habría que trabajar mucho en que también se reconociera en el ámbito de la medicina privada, porque solo está reconocido para la medicina publica.

También habría mucho que hacer en formación tanto para los profesionales, que sepan cómo actuar y abordar los conflictos, y para los ciudadanos. En la provincia de alicante nos faltaría impulsar la figura del interlocutor policial. Tenemos que crear un plan de abordaje junto con la policía para este tipo de conflictos.

¿Qué valoración hace del modelo de concesión hospitalaria? ¿Qué opinión tienen como trabajadora del mismo?

Es un modelo que la propia Consejería diseñó hace unos años. Ha ejercido su función y que ahora la Consejería ha  decidido revertir. Como presidenta no puedo del Colegio de Médicos de Alicante no puedo hacer ninguna valoración porque no me corresponde. Es una decisión meramente política. Como presidenta tengo que velar porque esa reversión se realice sin afectar a los derechos de los médicos y los ciudadanos.

Yo he trabajo en hospitales públicos y mi forma de trabajar ha sido exactamente igual en un centro público y un privado.