Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 14:15
Autonomías > C. Valenciana

"Sanidad despedirá a los eventuales de La Ribera para contratar por bolsa"

Los trabajadores temporales, en "tremenda inquietud" ante los planes de la Consejería para encarar la reversión

Exteriores del Hospital de La Ribera.
"Sanidad despedirá a los eventuales de La Ribera para contratar por bolsa"
Redacción
Martes, 16 de enero de 2018, a las 15:40
Situación de incertidumbre y tremenda inquietud entre los trabajadores con contrato temporal. Así lo han manifestado fuentes profesionales del Hospital La Ribera a Redacción Médica ante la posibilidad de perder sus empleos tras la intervención de la Consejería de Sanidad, que tomará el control del hospital el 1 de abril.

La intención que tendría la Consejería es "rescindir todos esos contratos para contratar trabajadores a través de bolsa de trabajo". Una versión coherente si se tiene en cuenta que la Consejería incluyó por primera vez desde 2003, al departamento de salud de La Ribera en las listas de la decimoquinta edición de la bolsa de empleo temporal de instituciones sanitarias.

Otro punto clave es que desde que se inició el proceso de reversión del centro, las normas establecieron que cada decisión que tomara Ribera Salud debía ser autorizada por la Consejería. Una norma que ha impedido que se cumpla el convenio que el grupo firmó con el colectivo de trabajadores del centro, en el que se contemplaba la intención de hacer indefinida al 96 por ciento de la plantilla. "La intención de Ribera Salud con esos trabajadores que ahora temen por su puesto era haberles hecho fijos", aseguran fuentes laborales.

Personal laboral a extinguir

El pasado 10 de enero, la Consejería publicaba el Proyecto de Decreto del Consell en el que se anuncia que el personal subrogado mantendrá su relación laboral en la condición de "personal laboral a extinguir". Dicho proyecto se abrió a consulta pública.

Del mismo modo se confirma que "los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad” impiden que los trabajadores contratados por Ribera Salud "puedan acceder directamente a la Administración y ser considerados como empleados públicos". Todo ello en un contexto en el que "cualquier causa legal" podrá ser motivo de despido.