Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Autonomías > C. Valenciana

"Paralizar la inversión privada es una medida irracional, un eslogan"

La portavoz sanitaria del PP en las Cortes valencianas es crítica con la gestión de Montón

María José Catalá.
"Paralizar la inversión privada es una medida irracional, un eslogan"
Marta Fernández
Viernes, 15 de abril de 2016, a las 10:30
María José Catalá, diputada del Partido Popular, es la presidenta de la Comisión de Sanidad de las Cortes Valencianas. En esta entrevista con Redacción Médica critica la labor de la Consejería de Sanidad Universal y Salud Pública y de su máxima responsable, Carmen Montón. 

¿Cómo está siendo la labor en la oposición de un gobierno formado a tres bandas?

Es un ejecutivo paralizado por una lucha de egos y de ideas políticos. Aquí confluyen tres proyectos: el de Compromís, el de Podemos y el del PSOE.  Ya estuvieron muchísimo tiempo para poder consensuar una estructura de gobierno, donde en todas las consejerías hay personas de los tres partidos, sobre todo de Compromís y del PSOE, pero también de Podemos.

Si ya es difícil gobernar con la estructura de un solo partido, lo es mucho más cuando hay personas con distinto signo político e intereses diferentes, lo que lleva a una situación de parálisis. Están más pendientes de mirarse las espaldas que de gestionar. La experiencia no está siendo positiva.

¿Se ha paralizado la inversión privada en materia sanitaria?

Destacaría que hay un interés desmesurado por revertir las concesiones. Esta es una cuestión que nos parece complicada de entender porque este tipo de colaboración existe en todas las comunidades españolas y en todos los países desarrollados. Pensamos que es un poco irracional.

No entendemos la medida, es un eslogan. Ahora quieren comprar acciones de una empresa privada (DKV) en un momento en que la comunidad está apelando a una necesidad de liquidez por parte del Gobierno del Estado, por lo que no está en condiciones económicas para afrontar esta adquisición.

¿Qué harían si, dentro de tres años, volvieran a gobernar y las concesiones estuvieran revertidas?

Analizaríamos la situación. Lo que no vamos a hacer es lo que han hecho ellos: por una cuestión política tomar una decisión a cualquier precio, cueste lo que cueste.  La Comunidad Valenciana fue pionera en el modelo de concesiones, el llamado Modelo Alzira. Ha funcionado bien, por lo que si tomáramos esa decisión sería por eficiencia y no por política.

¿Se lo están poniendo fácil a su partido en las Cortes?

No, nada fácil. Se detecta mucho cordón sanitario contra el PP. Iniciativas que son correctas y que en muchas ocasiones son coincidentes con los programas de otros partidos, se votan en contra simplemente porque son del PP. Se detecta un ánimo desmesurado por aislar al PP.

¿Qué opina su partido de la jubilación forzosa y la estrategia que lleva la Consejería en cuanto a ella?

Si la consejera Montón va a pasar a la historia por algo es por saltarse a la torera la legislación del Estado. Nosotros respetamos esta ley porque es legislación básica nacional y la consejera no cree en ello. Los ejemplos más claros son la atención sanitaria a inmigrantes, recurrida por el Estado en el Constitucional, y, no contenta con esto, está en las mismas con el copago sanitario. Yo creo que no habrá ninguna comunidad autónoma ahora mismo que esté aplicando dos medidas que están vulnerando la legislación básica del Estado.

Lo cierto es que hay otras autonomías de diversos signos políticos que están atendiendo a inmigrantes.

Aquí también se estaba haciendo cuando gobernaba el PP, a través del programa valenciano de protección de la salud. Teníamos un plan aprobado y todas las enfermedades infecto-contagiosas, las de salud mental y las de declaración obligatoria estaban cubiertas. No se deja de atender a estas personas, incluso en las Urgencias. Lo que no se les daba es la tarjeta sanitaria, porque es un documento administrativo de un estado miembro que tiene consecuencias en el resto de los estados de la UE.  

Pero nosotros estamos de acuerdo en atender a las personas en situación irregular, muy de acuerdo. Es más, le dijimos a la consejera que lo hablara con el ministro Alonso y que, si había que cambiar del decreto que se cambiara, pero en todo el país, no sólo en Comunidad Valenciana. No vemos normal que un inmigrante que está en Murcia no tenga las mismas garantías que uno que está en Comunidad Valenciana.

¿Qué opina de los nombramientos de la consejera en sus primeros meses de mandato?

Nosotros conseguimos aprobar, con la colaboración de Podemos, una comisión para que se revisaran esos nombramientos. Lo queremos analizar, porque no es lógico, es que se esté hablando a nivel nacional de la profesionalización de los cargos sanitarios y aquí se estén haciendo estos nombramientos revestidos de una mentira de concurso público. Se presentan unas personas con expectativas y, al final, el adjudicatario sigue siendo el nombre que Montón dio antes de convocar, como en el caso de Mónica Almiñana.

Su grupo ha denunciado que las auditorías que anuncia Carmen Montón se están haciendo con propio personal interno, ¿cómo han comprobado que esto es así y cómo van a tratar de impedirlo?

Sus propios cargos de libre designación, su personal de confianza, está realizando las auditorías al sistema sanitario valenciano. Estas personas ya vienen con las instrucciones dadas, por lo que no se está haciendo una revisión eficiente de las estructuras públicas, se está politizando la sanidad.

¿Cuáles son las PNL más destacadas que han presentado?

Cuestiones de todo tipo, como recuperar el servicio de Salud Mental que la consejera ha eliminado. También sobre la vacunación y la actualización del calendario.

¿Qué opinan de la OPE que presenta la Consejería para este año?

Se aplica la tasa de reposición que aplica el Estado en este momento y es verdad que la oferta es correcta. No todo está mal. Con esta tasa de reposición es lo correcto, aquí por lo menos se respeta la legislación.

¿Creen que la labor parlamentaria se escucha desde el Gobierno?

Nosotros, desde luego, éramos más receptivos a la labor de las Cortes, no votábamos en contra de todas las proposiciones de la oposición por el simple hecho de que fueran de otros partidos políticos. Creemos que el Parlamento es el sitio oportuno para que la consejera aceptara todas las propuestas que se le hacen y a partir de ahí que las trasladara a nivel nacional al Consejo Interterritorial. Aunque viene siempre a las Comisiones y viene a contestar preguntas, no escucha, viene a contar su discurso y ya. Lo mejor sería que escuchara, además de venir.