17 de diciembre de 2017 | Actualizado: Sábado a las 20:50
Autonomías > La Rioja

La Rioja implanta pulseras digitales para una quimioterapia más segura

Mediante su lectura las enfermeras realizan la administración de la medicación sin posibilidad de error

La consejera de Salud, María Martín acompañada de otros directivos sanitarios del Hospital Onco-Hematológico de La Rioja.
La Rioja implanta pulseras digitales para una quimioterapia más segura
Redacción
Jueves, 27 de julio de 2017, a las 12:50
La Consejería de Salud ha puesto en marcha un novedoso sistema de identificación segura en el Hospital de Onco-Hematológico para los pacientes que reciben tratamiento de quimioterapia y así poder evitar, entre otras complicaciones, posibles errores de medicación. El nuevo dispositivo, en marcha desde el mes de mayo, consiste en la colocación de unas pulseras digitales en las que, además del nombre del paciente, figura un código de barras único con el número de historia clínica y a través de la cual puede obtenerse toda la información de cada usuario.

La implantación de esta iniciativa ha sido dada a conocer esta mañana por la consejera de Salud, María Martín, en un encuentro con el director del Área de Salud, José Miguel Acítores, la jefa sección de Oncología, Edelmira Vélez de Mendizábal, la jefa de la sección de Hematología, María José Nájera, y la supervisora de Enfermería, Josefina Martínez.

Martín ha subrayado que "la seguridad de los pacientes ha sido desde el primer día uno de los objetivos estratégicos del Sistema Público de Salud de La Rioja, y, por tanto, es nuestro compromiso seguir trabajando para garantizar los máximos niveles de confianza”. “Siempre hemos defendido que los pacientes deben estar en el centro de nuestro sistema sanitario y, su seguridad es una prioridad esencial para lograrlo”, ha añadido.

El nuevo sistema se ha ido implantando de forma progresiva dentro del Hospital de Onco-Hematológico. En un primer momento, se puso en marcha para pacientes en tratamiento de cáncer de colon y linfoma no Hodgkin (LNH) y, paulatinamente, se ha ido ampliando al resto de patologías. Actualmente este sistema está funcionando a pleno rendimiento en toda la oncología médica, tanto en el hospital de día como en hospitalización, y en todos los procesos oncológicos.

En concreto, el código de barras inscrito en la pulsera identificativa, que se lee tanto por ‘pistolas de infrarrojos’ como por tabletas, permite que la enfermera a cargo del paciente realice la administración correcta del medicamento sin posibilidad de error. El sistema, una vez leídos los códigos de barras de la pulsera y del fármaco, comprueba internamente si es correcta la correspondencia. A partir de ese momento queda registrado el nombre de la enfermera, el medicamento exacto y el paciente.

De esta forma, al informatizar la administración de los tratamientos de los pacientes, se cumple con los estándares de calidad, y se dispone de sistemas de alerta que permiten el seguimiento del medicamento que se integra con la Historia Clínica Electrónica. Asimismo, este sistema permite la gestión de la prescripción, preparación, validación, dispensación y administración de los medicamentos citostáticos, empleados en los denominados tratamientos de quimioterapia.

Ventajas del sistema de identificación

“La utilización de este sistema informático también va a mejorar y facilitar la comunicación entre profesionales, así como el consenso y la estandarización de criterios de calidad para el cuidado a los pacientes”, ha señalado Martín.

La aplicación realiza cálculos automáticos (superficie corporal, dosis dependiendo de peso, creatinina y otros valores), que facilitan mucho la prescripción por parte del médico. Además, se integra con los departamentos del Laboratorio Central de forma que, en caso de que la analítica del paciente no sea idónea para el tratamiento, alerta de ello de forma automática. También recoge las incidencias registradas durante la administración de forma que el médico tiene todo el historial  completo y unificado incluyendo los problemas a tener en cuenta para próximas administraciones.