14 nov 2018 | Actualizado: 17:00

Osakidetza participa en un proyecto europeo para impulsar el TAC coronario

El proyecto Discharge busca evaluar las estrategias de imagen diagnóstica para pacientes con dolor estable en el pecho

Michol González, gerente del hospital de Basurto.
Osakidetza participa en un proyecto europeo para impulsar el TAC coronario
sáb 03 septiembre 2016. 19.30H
Redacción
La enfermedad arterial coronaria es uno de los principales problemas para los países desarrollados. Según los datos ofrecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) esta enfermedad es la causa principal de muerte en los países desarrollados, y se prevé que para el año 2030 lo será en todo el mundo.

Ante la sospecha de enfermedad el diagnóstico es clave y por ello la Unión Europea puso en marcha en 2014 el proyecto Discharge, coordinado por el Hospital Universitario Charité de Berlín, en el que participa el Servicio vasco de Salud (Osakidetza) y la Fundación Vasca de Innovación e Investigación Sanitarias (Bioef)

El proyecto pretende evaluar las estrategias de imagen diagnóstica para pacientes con dolor estable en el pecho y riesgo intermedio de enfermedad arterial coronaria. Para ello, 25 organizaciones de 16 países están llevando a cabo un ensayo clínico, el mayor de estas características, que comparará dos técnicas diagnósticas.
 
El doctor Ignacio Díez, miembro del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario Basurto, es el investigador principal del proyecto en Osakidetza, en el que trabajan conjuntamente miembros de los servicios de Cardiología y Radiología del Hospital Basurto. Díez explica que el proyecto, con el análisis de más de 4.000 pacientes, pretende “valorar la utilidad del TAC coronario frente al cateterismo, que es la técnica que se utiliza habitualmente en el estudio de la enfermedad coronaria”.
 
El TAC coronario tiene la ventaja de ser una técnica menos laboriosa y no invasiva, por lo que se reducen posibles complicaciones e ingresos hospitalarios, y puede ser la principal herramienta de diagnóstico para algunos tipos de pacientes.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.