Cerca de 10.000 pacientes pasarán a lo largo del año por el nuevo Bloque Quirúrgico

Osakidetza estrena las nuevas instalaciones quirúrgicas del HUA Txagorritxu
HUA Txagorritxu.


20 jun 2022. 14.15H
SE LEE EN 8 minutos
La OSI Araba de Osakidetza cuenta desde este lunes con unas nuevas instalaciones quirúrgicas, dotadas con equipamiento de última generación, en el nuevo edificio del Hospital Universitario de Araba de Txagorritxu. Estos quirófanos se dedicarán a intervenciones de Angiología y Cirugía Vascular, de Cirugía General y del Aparato Digestivo, de Cirugía Oral y Maxilofacial, de Cirugía Ortopédica y Traumatología, de Ginecología, de Neurocirugía, de Otorrinolaringología, de Urgencias Generales y de Traumatología, y de Urología.

Este nuevo espacio, junto con la ampliación de las instalaciones y la adquisición de nuevos equipamientos, supone una gran mejora en los circuitos de atención y la seguridad de los pacientes, así como en los medios y espacios a disposición de los profesionales sanitarios. Cerca de 10.000 pacientes pasarán a lo largo del año por el Bloque Quirúrgico para recibir atención sanitaria, mientras que la Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA) se realizará en el HUA Santiago, según ha informado Osakidetza.

El Bloque Quirúrgico está ubicado en la planta 2 del nuevo edificio de Servicios Generales del Hospital Universitario de Araba, que se inauguró el pasado 22 de diciembre. Este espacio cuenta con una superficie de más de 4000 m2 y está dotado con 19 quirófanos para cirugía programada y urgente, 16 de los cuales están agrupados en cuatro clústeres o módulos, y tres quirófanos de mayores dimensiones, dos de ellos dotados con tecnología híbrida y uno preparado para realizar cirugía robótica. Según ha explicado Osakidetza, la organización de los quirófanos en clústeres permite una gestión diferenciada de cada uno de los módulos y se contribuye a la mayor eficiencia de los espacios y a la configuración de áreas funcionales integradas por tipo de procesos.

De esta manera, el Bloque Quirúrgico se compone de 5 clústeres. En el clúster 0 se ubicarán los quirófanos especiales de Neurocirugía y de Cirugía Ortopédica y Traumatología, de Angiología y Cirugía Vascular y de cirugía robótica para Cirugía General y del Aparato Digestivo, Ginecología y Urología, mientras que el clúster 1 está formado por los quirófanos de Otorrinolaringología, de Cirugía Oral y Maxilofacial, de Urología y de Ginecología.

En el clúster 2 se ubican los quirófanos de Urgencias Generales y de Urgencias de Traumatología, y un quirófano polivalente, en el 3 los quirófanos de Cirugía General y del Aparato Digestivo, y en el 4 los quirófanos de Cirugía Ortopédica y Traumatología. Los nuevos quirófanos, que cuentan con una superficie de 42 m2, han sido dotados con mesas quirúrgicas, iluminación LED de máxima eficiencia, dispositivos móviles anclados en el techo pensados para minimizar el uso de equipos sobre ruedas, cableados y conexiones integradas, monitores de alta resolución para distintos tipos de imágenes y respiradores, entre otro instrumental.


Quirófanos híbridos


Por su parte, un quirófano híbrido es una sala quirúrgica equipada con sistemas avanzados de imagen de radiodiagnóstico que ayudan a los profesionales de cirugía a realizar procedimientos complejos, de forma sencilla y rápida, y mínimamente invasiva. Además, permite llevar a cabo procedimientos complejos en menos tiempo y en condiciones de máxima seguridad.

Estos quirófanos, ubicados en el Clúster 0, se habilitarán en una próxima fase y son tres. Disponen de una superficie de 65 m2 para realizar procedimientos que requieran mayor volumen de tecnología y equipos, como es el caso de Angiología y Cirugía Vascular, de Neurocirugía y Cirugía Ortopédica y Traumatología, y de cirugía robótica para Cirugía General y del Aparato Digestivo, Ginecología y Urología, con sistemas de gestión inteligentes y mixtos.


Quirófanos integrados


Por otro lado, Osakidetza ha explicado que el objetivo de un quirófano integrado consiste en ofrecer un espacio acondicionado y seguro para realizar todas las operaciones, de las más sencillas a las más complejas y permite controlar el equipamiento de la sala desde un único punto, situado en la zona estéril del quirófano.

Este tipo de sala introduce novedades en los equipos y la tecnología que se utilizan en las cirugías, en la monitorización del procedimiento, en la iluminación y en el seguimiento del paciente. La principal ventaja, ha destacado Osakidetza, es que permite el control centralizado de los equipamientos que se encuentran activos durante la cirugía, de modo que se puede realizar cualquier cambio desde la zona estéril del quirófano, cuyo acceso está restringido al personal sanitario para mantener protegido el procedimiento quirúrgico.

El equipamiento de este quirófano, ha añadido, permite también visualizar, grabar y compartir la cirugía en directo y en alta resolución, mediante una pantalla que está situada en el mismo espacio. Además, cuatro de los quirófanos están dotados con un sistema de streaming de vídeo que permite enviar la imagen emitida a cualquier ordenador de la red de la OSI Araba. De esta manera, se facilita la consulta de información a cualquier profesional de la organización sin necesidad de estar dentro del área estéril y resulta muy útil para la docencia.

La OSI Araba realizó el año pasado 8.393 intervenciones con hospitalización (70,65 por ciento programadas y 29,35 por ciento urgentes). Entre las especialidades con mayor número de intervenciones destacaron Traumatología (2.684 intervenciones quirúrgicas), Cirugía General y del Aparato Digestivo (2.148 intervenciones quirúrgicas) y Urología (. intervenciones quirúrgicas).


Esterilización


Osakidetza ha recordado que el pasado 1 de junio se inauguró la nueva Central de Esterilización del HUA Txagorritxu (Área E). Estas modernas instalaciones que ocupan 1.000 m2 de superficie en la planta -2 del nuevo edificio de Servicios Generales, están dotadas con la tecnología más avanzada, situándola entre las mejores a nivel europeo.

La nueva central ha incorporado el lavado del instrumental quirúrgico (que venía haciéndose en cada área quirúrgica) en sus instalaciones. Para ello cuenta, en la zona de lavado, con cuatro lavadoras termo-desinfectadoras con carga y descarga automáticas, dos túneles de lavado de carros, contenedores e instrumental y limpieza por ultrasonidos con aparataje específico para la limpieza de los accesorios del robot Da Vinci. Para la esterilización de los diversos materiales quirúrgicos, cuenta con cuatro esterilizadores de vapor de gran capacidad y tres esterilizadores en frío (dos de peróxido de hidrógeno y uno de formaldehído). Todo ello, dotado con los últimos sistemas para garantizar la ergonomía y la seguridad del personal, tanto a nivel de dispositivos como de instalaciones.

La apertura de la nueva Central de Esterilización va unida a un proyecto de trazabilidad, actualización y mejora del instrumental quirúrgico. Así, en las nuevas instalaciones se contará con 8 mesas de trabajo en las que se realizará el montaje y control de las cajas de instrumental quirúrgico. Este proyecto va a permitir que, en todo momento, cualquier instrumento utilizado vaya a poder ser trazado de manera individualizada desde que se le da entrada en la Central de Esterilización, quedando registrados todos los procesos de lavado, desinfección y esterilización, hasta que sale hacia el servicio de destino, incorporándose toda la información de trazabilidad en la Historia Clínica.

Desde su inauguración, se han ido abriendo diferentes unidades de manera paulatina en el nuevo edificio de Servicios Generales del Hospital Universitario de Araba - Txagorritxu, que ha supuesto una inversión por parte del Departamento de Salud y de Osakidetza de 104 millones de euros.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.