Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Autonomías > País Vasco

Los médicos vascos se unen contra la precariedad en Atención Primaria

Médicos de las tres provincias crean un nuevo foro de debate para trasladar sus demandas a Osakidetza

Los médicos de AP denuncian no disponer de tiempo suficiente para atender a sus pacientes.
Los médicos vascos se unen contra la precariedad en Atención Primaria
Redacción
Miércoles, 25 de octubre de 2017, a las 12:50
Un grupo de médicos de de familia de Osakidetza, el Servicio de Salud vasco, acaba de crear un nuevo colectivo para trasladar al Gobierno vasco sus reivindicaciones laborales y sus propuestas para mejorar la Atención Primaria en el País Vasco. El colectivo ya ha celebrado dos reuniones en las que han consenuado una serie de reclamaciones y reclama reunirse con los responsables de la Consejería de Salud.

Más de 260 médicos de familia y pediatras que trabajan en este nivel asistencial han puesto en marcha un "foro de debate", bautizado 'Lehen Arreta Arnasberritzen / Reanimando la Atención Primaria', según informa el Diario Vasco. La iniciativa busca poner en común propuestas para "una Atención Primaria que sea más eficiente" y para "devolver la dignidad a los profesionales que trabajamos en ella".

La mayoría de facultativos de este colectivo son de Guipúzcoa, provincia donde el Colegio Médico ha hecho pública su preocupación por las "elevadas cargas de trabajo" y desde donde se viralizó, hace algo más de un mes, la carta de una médico de familia que se declaraba desbordada.

Los integrantes de 'Reanimando la Atención Primaria', entre los que también se incluye una creciente representación de médicos de Álava y Vizcaya, afirman que tienen una sobrecarga de trabajo del 60 por ciento y que atienden hasta 40 pacientes al día. "Cada paciente tiene asignados 10 minutos para ser atendido, pero en algunos casos se les dedica entre cinco o siete minutos", reconocen los profesionales.  

Para el colectivo, "la situación deriva de la falta de profesionales y de la insuficiente sustitución que se da en los centros de salud", aunque también responsabilizan a la "burocracia absurda". "Nos vemos atrapados en la redacción de informes de dependencia para la Diputación o el Ayuntamiento, en bajas laborales admitidas por otro profesional", denuncian.