28 de marzo de 2017 | Actualizado: Lunes a las 20:40
Autonomías > Murcia

Los hospitales murcianos cierran sus puertas a la bollería industrial

Las máquinas expendedoras de los hospitales deberán sustituir los dulces por productos más saludables

Encarna Guillén, consejera de Sanidad de Murcia.
Los hospitales murcianos cierran sus puertas a la bollería industrial
Redacción
Lunes, 13 de marzo de 2017, a las 10:40
Las máquinas expendedoras situadas en las salas de espera de los hospitales y centros de salud de la Región de Murcia no podrán vender bollería industrial, productos procesados o chocolates. Para sustituirlos, se incluirán fruta, bocadillos integrales y bebidas sin azúcar. El objetivo, según la Consejería de Sanidad es reducir la obesidad y el sobrepeso por debajo de la media nacional.
 
El plan para que los alimentos que se vendan en las máquinas expendedoras cumplan con los requisitos nutricionales adecuados para promover una alimentación saludable se pondrá en marcha en el hospital Morales Meseguer de Murcia. La Consejería ya está negociando con las empresas concesionarias para sustituir los dulces por otros productos más saludables.
 
Nuevos productos
 
Esta medida no es nueva. Aunque fue anunciada hace diez años por el gobierno del PP, no tuvo respaldo normativo alguno. Por eso, la actual consejera de Sanidad, Encarna Guillén, la ha rescatado para incluirla en la Estrategia Regional de Lucha contra la Obesidad. Entre los productos que las empresas podrán incluir en su oferta están los lácteos que cumplan los criterios nutricionales, frutas frescas o mínimamente procesadas, ensaladas verduras o frutos secos tostados o naturales. Las bebidas deberán ser si azúcares añadidos igual que los chicles. También sándwiches y bocadillos con base vegetal y pan integral.