14 nov 2018 | Actualizado: 19:10

La UMU y Sanidad zanjan el conflicto de las prácticas clínicas

El acuerdo deja cerrados aspectos de la formación sanitaria, como son el docentes, asistenciales y de investigación

El rector de la Universidad de Murcia, José Orihuela, y la consejera de Sanidad de Murcia, Encarna Guillén.
La UMU y Sanidad zanjan el conflicto de las prácticas clínicas
mié 23 marzo 2016. 12.40H
Zanjado el conflicto de las prácticas clínicas en Murcia. La consejera de Sanidad de Murcia, Encarna Guillén, y el rector de la Universidad de Murcia, José Orihuela, han rubricado, tras su aprobación en el Consejo de Gobierno, el nuevo concierto que regulará durante los próximos cuatro años las prácticas clínicas y de investigación en la comunidad autónoma. Lo que establece el punto final a una problemática generada por la aplicación del Real Decreto 420/2015, de 29 de mayo.

Este acuerdo sustituye al actual convenio que, por acuerdo expreso de las partes, se decidió prorrogar el pasado verano mientras culminaba el proceso de negociación en el que han participado tanto responsables universitarios como directivos del Servicio Murciano de Salud (SMS) y de la Consejería. En este sentido, se ha buscado dejar cerrado tres puntos determinantes: docentes, asistenciales y de investigación, con la finalidad de fomentar la investigación en salud y la optimización del aprovechamiento de la capacidad docente de las estructuras asistenciales y educativas del SMS.

El concierto, que pone punto final a los conflictos alcanzados con la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), cuenta con el visto bueno de todos los órganos colegiados preceptivos (Juntas de Facultad, Consejo Rector y Consejo Social de la UMU, Consejo de Administración del SMS y Consejo de Gobierno). Además, está alineado con toda la legislación vigente, incluida la más reciente normativa en este sentido (Real Decreto 420/2015, de 29 de mayo, de creación, reconocimiento, autorización y acreditación de universidades y centros universitarios).

Según el acuerdo, el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca, el Hospital General Universitario Morales Meseguer y el Hospital General Universitario Reina Sofía de Murcia quedarán vinculados a la Universidad de Murcia, para el Grado de Medicina y también para el de Fisioterapia. En el caso de Enfermería, el centro destinado será el de la Arrixaca.

Asimismo, también quedan vinculados a la UMU para todos los grados citados todos los centros de salud correspondientes a las áreas de cada uno de los hospitales vinculados (Área I-Arrixaca, Área VI-Morales Meseguer y Área VII-Reina Sofía); mientras que quedan vinculados como centros asociados las unidades médico-quirúrgicas del Hospital Santa María del Rosell para el Grado de Enfermería y las unidades de Pediatría, Ginecología y Obstetricia, Reumatología y Dermatología del Hospital Los Arcos del Mar Menor, para el Grado de Medicina.

Además, el convenio establece una serie de regulaciones específicas, que se determinarán por convenios particulares, para el caso de los alumnos de Enfermería de la Escuela Universitaria de Cartagena para posibilitar sus prácticas en los hospitales Santa Lucía y Santa María del Rosell, de acuerdo a las excepciones contempladas en la RD 420/2015; para las prácticas de la titulación de Nutrición Humana y Dietética de la Facultad de Ciencias Sociosanitarias de Lorca en el Hospital Rafael Méndez de Lorca y para la titulación de Farmacia.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.