25 may 2019 | Actualizado: 11:40

El Reina Sofía optimiza más de la mitad de las pautas antibióticas

El centro implantó el programa PROA en septiembre de 2018

El equipo del Reina Sofía que ha implantado el plan contra la resistencia antibiótica.
El Reina Sofía optimiza más de la mitad de las pautas antibióticas
dom 24 febrero 2019. 21.00H
El Hospital General Universitario Reina Sofía optimiza la pauta antibiótica en el 51,2 por ciento de los casos y reduce fármacos con impacto ecológico negativo. Así lo pone de manifiesto el equipo de especialistas del centro hospitalario que vela para preservar el arsenal terapéutico antimicrobiano.

El centro decidió, en septiembre de 2018, plantar cara al uso inadecuado de los antibióticos mediante la puesta en marcha del programa PROA para la optimización del uso racional de los antibióticos. Este programa, junto al de prevención y control de las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria (IRAS), forma parte del Plan Nacional y Regional frente a la resistencia a antibióticos.

Desde entonces, en tan solo unos meses de funcionamiento, el programa ha conseguido muy buenos resultados “que animan a su continuación y mantenimiento”. Así, se han realizado más de 100 actuaciones en servicios como Medicina Interna, Cirugía y Urgencias.


Bacteriemias


En cuanto a las bacteriemias, se han revisado más de 120, principalmente relacionadas con infecciones urinarias, abdominales y de catéteres. Los pacientes estaban ingresados fundamentalmente en Medicina Interna, UCI y Cirugía.


En un 20% se recomendó reducir el espectro antibiótico, suspenderlo o acortar su duración


En la mayoría de los casos, el tratamiento era adecuado para el germen que apareció en el hemocultivo. En aquellos casos en los que se detectó que el tratamiento podría ser insuficiente, se cambió por otro más adecuado para el germen que presentaba el paciente.

Por otro lado, en un 20 por ciento se recomendó reducir el espectro antibiótico, suspenderlo o acortar la duración debido a que se detectó que podría utilizarse otro antimicrobiano de menor espectro y mejor impacto ecológico, lo cual supone un beneficio claro para la población general al no aumentar la tasa de resistencias.

Después de la actuación del grupo PROA, según han informado desde el centro sanitario, se ha conseguido optimizar la pauta antibiótica en el 51,2 por ciento de los casos. Con esto se ha conseguido adecuar con más precisión el tipo de antibiótico a la infección, reducir fármacos con impacto ecológico negativo como los carbapenémicos y las quinolonas, y reducir la toxicidad y los costes.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.