17 dic 2018 | Actualizado: 13:20

Madrid y sindicatos pactan una reunión monográfica sobre los cambios de AP

El próximo martes tendrá lugar la Mesa Sectorial en la que se abordará el cambio de horarios

Imagen de archivo de la Mesa Sectorial de Sanidad
Madrid y sindicatos pactan una reunión monográfica sobre los cambios de AP
mié 28 noviembre 2018. 16.50H
La Consejería de Sanidad y sindicatos volverán a reunirse el próximo martes en una Mesa Sectorial que versará de forma monográfica sobre la propuesta de reorganización de los horarios de los centros de salud de la región.

Fuentes del departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero han señalado que se ha acordado la celebración de esta sesión exclusiva para debatir sobre este punto y que se abre hasta entonces un periodo para que se presenten alegaciones por parte de los sindicatos, que se analizarán durante esa jornada.

Precisamente este mismo miércoles Sanidad y las centrales sindicales (CCOO, Satse, Amyts, CSIT UP y UGT) abordaban la propuesta para establecer que la consulta programada se realizara hasta las 19 horas, aunque los centros de salud permanecerán abiertos hasta las 21 horas como hasta ahora.

Se aborda el documento de propuestas elaborado por la Gerencia de Atención Primaria que recopila aportaciones de los profesionales, según Sanidad. La idea central versa sobre la extensión de los llamados turnos "deslizantes" o "acabalgados", que posibilita adelantar la agenda de trabajo de los profesionales entre la mañana y la tarde.


Terminar a las 19:00h


Con ello, podría haber un turno a partir del mediodía y terminar sobre las 18.30 o 19 horas. El centro de salud seguiría operativo hasta las 21 horas, como en la actualidad, pero con un equipo de profesionales que atenderían a pacientes sin cita y atender todos los trámites administrativos contemplados, como por ejemplo el caso de las bajas laborales. Los pacientes solo podrán solicitar consulta hasta las 18.30 y las 19 horas como máximo. No obstante, el facultativo sí podrá citar entre las 19 y 21 horas si así lo estima conveniente cuando su turno se extienda hasta esa franja horaria.

En consecuencia, se plantea una reestructuración organizativa para cambiar la clásica organización basada en los turnos de mañana y tarde y que estructuran en dos grandes bloques el horario de consulta, que ahora se extiende hasta las 21 horas de forma ordinaria.

La propuesta inicial para su debate en la Mesa Sectorial tiene un carácter "voluntario" y serán los propios centros los que comuniquen, con un planteamiento consensuado, que quieren acogerse a este modelo. Es decir, que se quiere un modelo "flexible" y aquellos centros que prefieran el sistema tradicional seguirán en él.

Desde la Consejería de Sanidad explicaban que el 80 por ciento de los centros de salud de la región han ensayado ya experiencias previas de turnos deslizantes.

El documento abarca a todo el personal sanitario y no sanitario, con un análisis de la situación de la demanda y frecuentación de las consultas en las diferentes franjas horarias.


Informe


"Si en horario de 18.30 a 21 horas se ha generado un 13,19 por ciento de la actividad total de medicina de familia, un 15,62 por ciento de la de pediatría y un 15,28 por ciento de la de enfermería, en esa franja horaria debe de permanecer en el centro un número proporcional de profesionales de cada categoría", recogía el informe actualizado a finales de noviembre.

También manifestaba que "esta medida organizativa trata de adaptarse a la demanda, no de reducir el horario de atención". "De 18.30 horas a 21 horas se realizará en una agenda común para atención de la demanda", agrega el documento.

El análisis elaborado arrojaba entre las conclusiones que más del 80 por ciento de la demanda es atendida en las franjas horarias que van de 8.30 a 13 horas en el turno de mañana y de 15 a 19.30 horas en el turno de tarde (de 15 a 18.30 horas se concentra el 70 por ciento de la demanda del turno de tarde en todas las categorías; 74 por ciento en medicina de familia, 72% en pediatría y 69 por ciento en enfermería).

Previamente al encuentro, los sindicatos Satse, CCOO, UGT y CSIT Unión Profesional se mostraban críticos con el planteamiento que iba a presentar Sanidad. Aludían a que podía restringir el acceso de los pacientes a la consulta, que implicaba un futuro recorte de plantillas y que habría dificultades de espacio en los centros para concentrar a los profesionales que optaran por los turnos acabalgados.

Por su parte, AMYTS recalcaba que "habría que hacer cambios" para atajar el problema de la falta de plantillas en Atención Primaria, que la propuesta era solo un borrador y que los centros de salud iban a seguir abiertos hasta
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.