Madrid ha puesto en marcha un Plan de Listas de Espera para el periodo 2022-2024

Madrid reduce la espera en 12 días las espera por una cirugía no urgente
Varios profesionales sanitarios en una cirugía.


21 sep 2022. 15.50H
SE LEE EN 4 minutos
La demora media para una cirugía no urgente en la Comunidad de Madrid se sitúa en 81 días en agosto, 12 días menos que en agosto de 2021. En este sentido, la Consejería de Sanidad ha recordado la anunciada puesta en marcha de un Plan de Listas de Espera para el periodo 2022-2024, dotado con 215 millones de euros, con el objetivo de reducir a la mitad los tiempos máximos de atención, según prioridad clínica.

De esta forma, se proporcionará a los ciudadanos una asistencia programada no urgente para cirugías, primeras consultas y pruebas diagnósticas con el objetivo de situarlas en un tiempo inferior a 45 días de demora media. Además, se mejorarán los criterios de priorización y tiempos de espera máximos, reduciéndolos a la mitad.

Las listas de espera quirúrgica en la Comunidad de Madrid cerró el mes de agosto con 96.562 personas a la espera de intervención, lo que supone un incremento del 5,9 por ciento respecto al mes anterior, que cerró con 91.182 pacientes, mientras que el tiempo de demora medio en el octavo mes del año alcanzaba los 81,83 días, frente a los 71,60 de julio.


Aumento de la lista de espera


Del total, la lista de espera en la categoría denominada 'estructural', aquella cuya espera es atribuible a la organización y recursos disponibles, tenía 78.278 pacientes a la espera de intervención (el 81,07 por ciento), lo que supone un incremento del 8,6 por ciento con respecto al mes anterior, cuando la lista estructural registraba 72.066 personas. Según los datos de la propia Consejería, otros 11.241 eran por rechazo de derivación (11,64 por ciento) y los 7.043 restantes correspondían a operaciones transitoriamente no programables (7,29 por ciento).

La demora media estructural en el mes de agosto era de 81,83 días, frente a los 71,60 días de media que se contabilizaban un año antes. El 28,03 por ciento de los pacientes que se encontraban en la lista de espera quirúrgica estructural (21.941) tenían una demora media de 90 a 180 días; el 22,73 por ciento (17.794), de 30 a 60 días; el 22,04 por ciento (17.251), de 0 a 30 días. Finalmente, el 7,87 por ciento, un total de 6.161 personas, esperaba más de 180 días.


Demora media de la sanidad madrileña


En el caso del rechazo de derivación, la demora media era de 114,17 días naturales, con 99 personas (0,88 por ciento) que aguardaban más de 360 días, según los datos del departamento dirigido por Enrique Ruiz Escudero. Respecto a la lista de espera de consultas externas, el número de pacientes en espera estructural para primera consulta era de 612.428 personas, con una demora media de 66,50 días, frente a las 578.629 que se acumulaban en el mes de julio, mes donde el tiempo de demora media era de 57,09 días.

Del total en agosto, 385.906 pacientes superaban los 90 días de demora, 86.831 aguardaban menos de un mes, 75.455 tardaban entre 61 y 90 días y la demora para otros 64.236 era de entre 31 y 60 días. La lista de espera estructural para primera atención en pruebas diagnósticas y terapéuticas registraba en agosto 177.696 personas, con una demora media de 65,95 días. En julio, las cifras eran de 165.251 pacientes y 58,28 días de espera. En este caso, la demora media era superior a 90 días para 96.879 personas; menos de un mes para 39.435; de entre 31 y 60 para otros 21.208; y de entre 61-90 días para 20.173.

De esta forma, en el conjunto de las tres listas hay un total de 886.686 personas. Fuentes de la Consejería de Sanidad han recordado que los meses de julio y agosto son periodos en los que se reduce la actividad programada debido a las vacaciones de los profesionales y han destacado que, en cualquier caso, la Comunidad de Madrid está entre las comunidades autónomas con menor tiempo de espera para ser operado, incluso a pesar de la incidencia de la pandemia de Covid-19.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.