La región contará con un registro de profesionales objetores de conciencia de carácter administrativo

La Comunidad de Madrid aprueba el Decreto de desarrollo de la eutanasia
Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid.


06 oct 2021. 16.20H
SE LEE EN 2 minutos
El Gobierno de Madrid ha aprobado este miércoles el decreto para regular la Ley Orgánica 3/2021, de 24 de marzo, más conocida como la ley de la eutanasia. Este decreto aprobado por el gobierno de Isabel Díaz Ayuso incluye el registro de los médicos objetores de conciencia, así como la comisión de garantías que se encargará de evaluar las peticiones.

Tal y como ha explicado Enrique Ossorio, portavoz del Gobierno autonómico, la normativa “cumple el mandato de la ley orgánica nacional”, lo que obliga a las Comunidades Autónomas a regular sus diferentes aspectos.

Con vistas a su entrada en vigor el próximo viernes tras la publicación en el  Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, el decreto presenta la creación de un registro único de naturaleza administrativa, en el cual los profesionales sanitarios que quieran ejercer su derecho a la objeción de conciencia tendrán que realizar su solicitud. Estas peticiones pasarán a una comisión de garantías, compuesta por 23 vocales, que las evaluará en caso de conflicto.

Registro de objetores


El registro de los médicos objetores de conciencia será único para toda la región. Tal y como se ha anunciado tras el Consejo de Gobierni, este registro tendrá naturaleza administrativa y no será de acceso público. 

El fin de este registro busca inscribir las declaraciones de objeción de conciencia de los médicos y facilitar al Servicio Madrileño de Salud la información necesaria que garantice la adecuada gestión de la prestación de la ayuda para morir. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.