16 nov 2018 | Actualizado: 18:20

El Ramón y Cajal premia la excelencia de sus MIR y EIR

Ha puesto en marcha el Programa PADI para retener durante un año más a los mejores residentes

Fachada del Hospital Ramón y Cajal.
El Ramón y Cajal premia la excelencia de sus MIR y EIR
mié 18 abril 2018. 12.35H
Redacción
El Hospital Ramón y Cajal ha ampliado la oferta de contratación de residentes excelentes con la puesta en marcha de la primera convocatoria del Programa PADI a la que se han presentado 30 candidatos, de los que 28 son MIR y 2 EIR de 15 servicios diferentes. Tras el proceso de preselección, ocho aspirantes presentaron su proyecto ante un tribunal que eligió a los tres finalistas.

El PADI otorga una estancia por un año en el Ramón y Cajal a los facultativos seleccionados, bajo dos modalidades: como contratado a tiempo completo por el hospital, o como contratado a tiempo parcial más una beca complementaria de la Fundación. Además, permite una rotación en centros externos de excelencia para ampliar la formación necesaria para ponerlos en marcha y al final se valorarán los resultados del proyecto para su eventual continuidad o diseminación.

Los ganadores

Los tres proyectos seleccionados han sido: “Eyegress: Plataforma de rehabilitación neurológica mediante visores de realidad virtual”, presentado por Ezequiel Hidalgo Galache, del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación; “Abordaje endoscópico de las capas profundas del tracto gastrointestinal”, presentado por Enrique Rodríguez de Santiago, del Servicio de Gastroenterología y Hepatología, e “Intervención en la vía CXCR4/CXCL12 en cáncer de colon BRAF mutado: validación de nuevas herramientas útiles para un mejor manejo de esta subpoblación de mal pronóstico”, presentado por Javier Molina Cerrillo, del Servicio de Oncología Médica.

El proyecto de Hidalgo pretende implantar las terapias de rehabilitación de daño cerebral mediante realidad virtual -VReha y VReal- desarrolladas en colaboración con el IRYCIS. Esta plataforma reduce las necesidades de supervisión, duplica la capacidad asistencial del equipo de fisioterapia, elimina los requerimientos de especialización, reduce la lista de espera de tratamiento en pacientes con daño cerebral, permite crear entornos personalizados y usa la gamificación para motivar a los pacientes.

El de Rodríguez de Santiago se centra en pacientes que presentan neoplasias gastrointestinales abordando la patología desde dos nuevas técnicas, innovadoras y eficientes. Por un lado, la Disección Endoscópica Submucosa que supone una resección en bloque de este tipo de lesiones con el fin de evitar el tratamiento quirúrgico; y por otro lado, la Miotomía Peroral Endoscópica, que permitiría trabajar sobre las capas musculares del tracto digestivo en alteraciones fisiopatológicas presentes en multitud de trastornos digestivos funcionales.

Por último, el trabajo de Molina estudia uno de los complejos mecanismos de resistencia y adicción oncogénica en el cáncer de colon BRAF mutado. Concretamente, se focaliza en los receptores de citoquinas CXCR4 y su eje de señalización intracelular para averiguar si su inhibición, a través del anticuerpo contra el receptor empleando plerixafor, o a través del uso de ibrutinib para inhibir BTK en sus vías de señalización intracelular, tiene un efecto beneficioso en el tratamiento de estos pacientes.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.