13 dic 2018 | Actualizado: 11:55

El Niño Jesús alcanza los 1.000 trasplantes de médula ósea

El Hospital es pionero en trasplantes con manipulación celular y referente en el área de Pediatría

El equipo del Hospital Niño Jesús
El Niño Jesús alcanza los 1.000 trasplantes de médula ósea
vie 16 noviembre 2018. 13.30H
La Unidad de Trasplante de Progenitores Hematopoyéticos del Hospital Niño Jesús es una Unidad de Referencia del Ministerio de Sanidad (CSUR) para la realización de trasplantes alogénicos en pediatría en todo el territorio nacional y ha sido pionera en la extracción y manipulación de progenitores hematopoyéticos, así como en el trasplante de sangre del cordón. Además, cuenta también con la acreditación internacional JACIE concedida por prestigiosas entidades científicas europeas. Esta acreditación comprende los procedimientos de recolección, procesamiento y trasplante.

Para celebrar los 1.000 trasplantes realizados, la Unidad de Trasplante de Progenitores Hematopoyéticos ha organizado una jornada en la que ha participado la gerente de Hospitales Mari Luz de los Mártires. Además de los profesionales del Hospital Niño Jesús han participado pacientes, familiares y donantes. El objetivo es compartir testimonios y experiencias y hacer balance de los 30 años de actividad. También han acudido especialistas de otros hospitales de ámbito nacional e internacional, como Franco Locatelli del Hospital Pediátrico Bambino Gesú de Italia, y Selim Corbacioglu del Hospital Universitario de Regensburg, Alemania, considerados dos de los mayores expertos de trasplantes a nivel mundial.

30 años de actividad


Esta unidad del Hospital Niño Jesús desarrolla su actividad desde hace 30 años. En este tiempo ha realizado unos 400 trasplantes autólogos (células del propio paciente) y 600 trasplantes alogénicos cuyos donantes pueden ser familiares o no familiares, procedentes de registros nacionales e internacionales. El número de donantes haploidénticos (la mitad idénticos) ha ido en aumento en los últimos años, ya que permite realizar el trasplante sin tener que esperar a que aparezca un donante compatible.

El doctor Luis Madero, Jefe del Servicio de Oncohematología del Hospital Niño Jesús y Catedrático de Pediatría, asegura que “hoy en día los trasplantes se han ido individualizando según la enfermedad del paciente y sobre todo en los últimos años se está intentando reducir la morbilidad y las complicaciones que tiene el trasplante. En el caso de los niños es un aspecto esencial porque tienen toda la vida por delante”. Madero señala también que “la complejidad del paciente ha ido aumentando de manera muy importante. Antes se administraba la médula ósea del paciente tal cual la extraíamos y ahora, en cambio, con diferentes procedimientos se manipulan las células de forma que se produzcan las menores complicaciones posibles”.

El número de trasplantes ha ido aumentando progresivamente y se realiza una media de 50 al año, una cifra representativa porque hay un caso de cáncer infantil por cada 200 casos de adulto. La mayoría de los trasplantes que se realizan en el Hospital Niño Jesús son de máxima complejidad.

El trasplante de médula ósea se utiliza sobre todo para la curación de determinados tipos de cánceres y enfermedades hematológicas (malignas y no malignas). La administración de células madre ayuda a regenerar la médula ósea. Estas células progenitoras hematopoyéticas se obtienen de distintas fuentes: médula ósea, sangre periférica y cordón umbilical. En el caso de niños con cáncer que se someten a un trasplante 7 de cada 10 se curan. En España se registran 1.300 casos de cáncer en niños al año. Un tercio de ellos son adolescentes de 15 a 19 años.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.