Redacción Médica
16 de octubre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 22:00
Autonomías > Madrid

El Marañón adquiere un equipo pionero de Radiología con tecnología híbrida

Se trata del primer equipo de terapia guiada por imagen con interfaz intuitivo de España

Aspecto del aparato en el Servicio de Radiología Intervencionista del Hospital Gregorio Maraón.
El Marañón adquiere un equipo pionero de Radiología con tecnología híbrida
Redacción
Sábado, 19 de mayo de 2018, a las 19:10
La Comunidad de Madrid ha invertido 809.974 euros para la dotación en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón del primer equipo de terapia guiada por imagen con interfaz intuitivo, similar a una tablet, que por primera vez en España se instala en un Servicio de Radiología Intervencionista.

Además, el centro ha acometido obras de mejora en todo el área por un valor de 60.461 euros. Todo ello ha permitido que el hospital cuente con la más alta tecnología médica en este campo en unas instalaciones completamente reformadas.

El Hospital Gregorio Marañón trabaja ya con un equipo híbrido que permite la navegación avanzada en 3D, que proporciona una alta calidad de imagen en dosis de radiografía ultra-bajas y el procesamiento de imágenes en tiempo real en diferentes lugares dentro de la sala de hemodinámica.

Novedades del equipo

El equipo permite al clínico realizar procedimientos complejos en un entorno fácil de manejar similar a una app. Además, abre la posibilidad de trabajar en paralelo y de programar ciertas tareas, con lo que esta tecnología ayuda a minimizar errores y a reducir aún más el tiempo de preparación y ejecución del procedimiento.

Asimismo, gracias a las nuevas herramientas de fusión de imágenes obtenidas del paciente como rayos o tomografía, el profesional, al contar con mayor
información, puede tomar decisiones clínicas más seguras.

Con las cirugías mínimamente invasivas el hospital logra reducir estancias hospitalarias para el paciente y optimizar recursos humanos y tecnológicos. La
Radiología Intervencionista constituye una disciplina de las llamadas ‘terapias mínimamente invasivas’, cuyo enfoque se centra en el diagnóstico y/o el tratamiento de un amplio espectro de enfermedades mediante técnicas poco invasivas como rayos X, ecografía, resonancia magnética o tomografía computarizada.

Beneficios para el paciente

Así, con la ayuda de una guía con un diámetro de sólo 1-2 milímetros se introducen catéteres en los vasos sanguíneos u otras vías para guiarlos hasta la localización de la enfermedad y así poder tratarla.

Este tipo de procedimientos constituyen una gran ventaja para los pacientes ya que se evitan cirugías abiertas y complejas, se disminuyen los riesgos de
complicaciones y se aumenta la seguridad de las intervenciones. Además, también se pueden realizar abordajes que la cirugía convencional no puede tratar o que resultarían muchísimo más invasivos.

De esta forma, los profesionales del Hospital Gregorio Marañón, a través de una punción cutánea y guiados por la imagen, pueden tratar una muy amplia variedad de  situaciones clínicas y enfermedades entre las que se encuentran procesos oncológicos (tumores hepáticos), hemorragias internas, abscesos y patología infecciosa biliar o urológica, complicaciones de la cirrosis o del trasplante renal o hepático, aneurismas y malformaciones vasculares, e implantación de catéteres para, por ejemplo, hemodiálisis, nutrición o quimioterapia.