Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05
Autonomías > Madrid

El Hospital de Getafe incorpora la endoscopia contra el tumor de hipófisis

Este sistema evita la realización de craneotomías, lo que mejora la recuperación de los pacientes y reduce las secuelas

Realización de una endoscopia en el Hospital de Getafe, en Madrid.
El Hospital de Getafe incorpora la endoscopia contra el tumor de hipófisis
Redacción
Lunes, 29 de enero de 2018, a las 12:00
El Hospital Universitario de Getafe ha incorporado la endoscopia para sus servicios de Neurocirugía y Otorrinolaringología para el proceso de extirpación de tumores de hipófisis en la base del cráneo. Esta incorporación evita la realización de craneotomías, lo que mejora la recuperación de los pacientes y reduce las posibles secuelas o complicaciones de la cirugía. El nuevo abordaje endoscópico consiste en “entrar” en la base del cráneo a través de la nariz sin realizar incisiones visibles para el paciente.

El Servicio de Neurocirugía del Hospital Universitario de Getafe se caracteriza por su compromiso con la mejora continua de la calidad asistencial, la innovación y la aplicación de nuevas técnicas quirúrgicas. En la actualidad cuenta con quirófanos equipados con tecnología puntera (neuronavegador, microscopio quirúrgico con luz adecuada para el uso de sustancias fluorescentes, neuroendoscopio, sistema de radioscopia) que hacen posible la resolución de patologías de elevada complejidad.

En esta línea de trabajo se enmarca la incorporación de la endoscopia para extirpar los tumores de hipófisis, que se ha logrado tras realizar varios cirujanos del Servicio un proceso de aprendizaje que ha incluido la realización de talleres de laboratorio y la asistencia a cursos, congresos y estancias en centros de referencia nacionales y extranjeros expertos en la técnica.

Craneotomías

El Servicio de Neurocirugía realizó en 2015 el mayor número de craneotomías (cirugías cerebrales en las que es preciso abrir el cráneo) de los hospitales públicos de la Comunidad de Madrid y actualmente es uno de los primeros del sistema nacional de salud en este tipo de actividad, con aproximadamente 150 cirugías al año.

En el Servicio de Otorrinolaringología destacan, además de la ya mencionada otoneurocirugía desarrollada por la Sección de Oído, la Unidad de Acúfenos que atiende patología compleja de difícil diagnóstico de toda la Comunidad de Madrid y la Sección de Otoneurología, considerada un referente nacional para tratar alteraciones del equilibrio y realizar rehabilitación vestibular.

Estos dos servicios médicos ya disponían de otras líneas de colaboración, como el abordaje de los neurinomas del acústico (tumor que se origina en el conducto auditivo interno).