Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Autonomías > Madrid

Acelgas contaminadas con estramonio, Madrid da la alerta tras 2 intoxicados

Los lotes han sido distribuidos en Andalucía, Cataluña, Castilla y León, Madrid y Comunidad Valenciana

La Agencia de Seguridad Alimentaria recomienda a los consumidores que "se abstengan de consumirlos"
Acelgas contaminadas con estramonio, Madrid da la alerta tras 2 intoxicados
Redacción
Viernes, 13 de julio de 2018, a las 17:40
La Consejería de Sanidad ha lanzado una alerta sanitaria a raíz del consumo de una conserva de acelgas contaminada por la planta estramonio que ha afectado a dos personas a las 24 horas de su ingesta. Ambas tenían síntomas nerviosos aunque han tenido una evolución "favorable", según la Consejería. 

Los productos han sido fabricados en Navarra y distribuidos las comunidades de Andalucía, Cataluña, Castilla y León, Madrid y Comunidad Valenciana. Por ello, se ha procedido a informar de estos hechos a las autoridades competentes de las comunidades a través de la Red de Alerta Alimentaria nacional (SCIRI).

Sanidad ha ordenado la retirada de este producto, de la marca Ybarra, en los establecimientos de la región y, de momento, no se conocen más casos. El producto está envasado en frasco de cristal, con peso neto de 660 gramos y peso escurrido de 425 gramos. El número de lote que se está retirando es el 18023.


Efectos toxicológicos


La Agencia de Seguridad Alimentaria recomienda a los consumidores que pudieran tener los productos en sus hogares que "se abstengan de consumirlos", ya que las intoxicaciones por estramonio -también conocido como conoce como 'chamico' o 'hierba del Diablo'- no son muy frecuentes en personas pero se manifiestan por un síndrome anticolinérgico muy marcado.

Su ingestión puede producir efectos toxicológicos agudos, pero no acumulativos: visión borrosa, midriasis, fotofobia, disminución de las secreciones, sensación disfágica, náuseas, vómitos, vasodilatación, taquicardia, delirio, alucinaciones, parada cardio-respiratoria y la muerte.