Los médicos podrán denunciar una agresión solo con el parte de lesiones

Esta documentación se remite al Colegio de Médicos que, de inmediato, presenta una denuncia ante la Fiscalía

Rueda de prensa en la sede del Colegio Médico de Ourense.
Los médicos podrán denunciar una agresión solo con el parte de lesiones
lun 25 noviembre 2019. 18.00H
La Fiscalía y el Colegio Médico de Ourense han aunado esfuerzos a través de la firma de un convenio que garantiza la eficacia en la investigación, persecución y castigo de actos violentos contra facultativos. Así lo han explicado este lunes el Fiscal Jefe Provincial de Ourense, Carlos Valenzuela, y el presidente del Colegio Oficial de Médicos de Ourense, José Luis Jiménez, que han dado cuenta del desarrollo del protocolo firmado el pasado 22 de julio por la Fiscalía de Galicia y los cuatro colegios de médicos a nivel autonómico.

En concreto, el acuerdo facilita que las denuncias se tramiten de un modo más cómodo para el denunciante con la finalidad de evitar duplicidad de procedimientos y garantizar una mayor efectividad del proceso. "El facultativo cuenta con todo el apoyo corporativo de la organización colegial", ha recalcado Jiménez.


Galicia ha registrado 13 agresiones a médicos en 2018, frente a los 490 producidas en toda España


De este modo, el médico agredido en el ejercicio de sus funciones tan solo deberá remitir el parte de lesiones, en el caso de existir, o la documentación concerniente al caso al Colegio de Médicos. Así, desde este órgano se procederá de inmediato a presentar una denuncia ante la Fiscalía de Ourense, de forma que el Ministerio Público será quien se encargue de abrir las diligencias oportunas de investigación penal.

En este contexto, el presidente del Colegio de Médicos ha recordado que la reforma del Código Penal del 1 de julio de 2015 contempla las agresiones a sanitarios que trabajan en el sector público como delito de atentado contra la autoridad. "La pena que corresponde al atentado es de uno a tres años de prisión y también el Código Penal establece la posibilidad de imponerle a la persona acusada la prohibición de acercamiento a la víctima y a su lugar de trabajo", ha explicado el Fiscal Jefe Provincial de Ourense.

Carlos Valenzuela ha subrayado que "es una de las funciones del Ministerio Fiscal en el ejercicio de su cometido velar por el cumplimiento de la función sanitaria". En este contexto, desde el Colegio Médico han hecho especial hincapié en reconocer la gravedad de estas agresiones también en el caso de médicos que trabajan en empresas o instituciones privadas.

Para estos casos concretos, la ley contempla un alcance penal más limitado, toda vez que la agresión no tiene carácter de atentando porque el facultativo no tiene la condición de funcionario. Pero desde el Colegio de Médicos han manifestado que el modo de proceder será similar a la sanidad pública.

Los datos


En los últimos años se ha producido un incremento de las agresiones al personal sanitario que "afecta a la libertad y seguridad en el ejercicio de la función pública", ha explicado el secretario del Colegio de Médicos de Ourense, José Manuel Bendaña Jácome. No obstante, a pesar del aumento de los casos, la organización colegial detecta que se produce una "infradenuncia" de las situaciones de violencia. Por este motivo, "hablar de cifras en Galicia es hablar de infradiagnóstico", ha señalado Bendaña.

En cuanto a estos datos, en Galicia se han registrado 13 agresiones a médicos en el año 2018, frente a los 490 casos producidos en toda España. Los datos del año 2017 muestran similitudes con 13 casos en la comunidad gallega ante los 515 registrados en todo el territorio español. También se ha hecho especial hincapié en que "estos datos desvirtúan la realidad" porque "todavía son muchos los profesionales que no se atreven a denunciar por miedo". El Colegio ha explicado que son "muy pocas" las denuncias que les llegan a ellos y que, en ocasiones, incluso se enteran 'a posteriori' con el procedimiento penal ya iniciado.


Las profesionales femeninas son las más afectadas


El cambio demográfico afecta a que en edades más tempranas los facultativos sean mayoritariamente mujeres, las cuáles se ven cada vez más afectadas por "coacciones, amenazas y agresiones", ha subrayado Jiménez. "El agresor parece ver en las mujeres una sensación de mayor vulnerabilidad, principalmente en entornos de urgencias y consultorios aislados", ha transmitido el presidente del Colegio de Médicos. El mayor número de agresiones se producen en los servicios de urgencias hospitalarias, extra hospitalarias y de Atención Primaria porque "se experimentan altos niveles de estrés por parte del paciente y los acompañantes", ha señalado Jiménez.

En cuanto al perfil de los agresores según los datos recogidos por el Observatorio contra las Agresiones a Médicos de la OMC de España, 7 de cada 10 son el propio paciente, mientras que el 3 restante son los acompañantes. Además, el que ejerce la violencia es mayoritariamente un hombre, aunque también se han registrado casos de mujeres agresoras.


"El botón del pánico"


En Ourense, al igual que en otros centros gallegos, se está comenzando a poner en marcha un proyecto piloto conocido como "botón del pánico". Esta fórmula busca dar una respuesta rápida ante una situación de agresión, principalmente en los consultorios pequeños situados en el medio rural o aislados.

El operativo sirve para alertar a los demás compañeros del mismo centro de una situación de agresión, principalmente verbal. De esta manera, el resto de profesionales del entorno de la consulta se acercarán hasta el facultativo agredido para prevenir una mayor agresividad y prestarle asistencia. Se trata de una fórmula de vigilancia previa a la intervención de los interlocutores de la Policía y de la Guardia Civil y, por el momento, no está generalizada.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.