18 nov 2018 | Actualizado: 18:10

El Plan de Atención al Ictus busca reducir el tiempo de llegada al hospital

El Sergas diseña una estrategia para coordinar la actuación entre los profesionales

El consejero de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, en la presentación del 'Plan Ictus'
El Plan de Atención al Ictus busca reducir el tiempo de llegada al hospital
lun 04 julio 2016. 11.40H
Redacción
Cada año en Galicia se producen 7.000 casos de ictus, la segunda causa de muerte en la población y la primera entre las mujeres en España. Por ello, el Sergas ha confeccionado un Plan de Atención al Ictus que aspira a reducir el tiempo entre el inicio de los síntomas compatibles con un ictus agudo y la llegada al hospital para disminuir la demora en la confirmación diagnóstica y la filiación de esta afección.

El consejero de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, ha presentado este lunes el 'Plan Ictus', que, inspirado en la filosofía del Programa Gallego de Atención al Infarto de Miocardio (Progaliam), tiene por meta "una rápida identificación, notificación y traslado del paciente diagnosticado de un ictus agudo al hospital de referencia más próximo", según ha informado la Consejería. 

Además de adecuar el procedimiento terapéutico a las necesidades específicas asistenciales del paciente, el plan prevé coordinar la actuación entre los profesionales. En este sentido, el protocolo comenzará en el momento en que se producen los primeros síntomas en el habla, la fuerza y la cara. El paciente o acompañante deberá llamar al 061, donde un médico de la central verificará la existencia de un ictus a través de una guía específica y activará el 'código ictus'. La ambulancia recogerá al paciente para trasladarlo al hospital más cercano y allí tendrá prioridad para acceder al servicio de radiología, donde se someterá a una TC craneal de diagnóstico.

Los médicos de urgencias contactarán con el Centro de Atención al Ictus, donde un neurólogo podrá examinar al paciente mediante una cámara web de alta resolución, interrogarle e interpretar la TC que se hizo. En el servicio de urgencias del hospital, se administrará fibrinólisis y, en caso de ser necesario realizar una trombectomía, se trasladará a un hospital con unidad de ictus.

El plan “disminuirá la morbilidad y la mortalidad de las personas que sufren un ictus isquémico para llegar a la remisión completa de los síntomas en torno al 60 por ciento de los casos ocurridos en Galicia”, según ha informado la Consejería. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.