Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:45
Autonomías > Extremadura

Médicos de Familia del SES inician la revisión de pacientes polimedicados

Son todos aquellos usuarios que de forma simultánea toman cinco o más fármacos

Ceciliano Franco, gerente del SES.
Médicos de Familia del SES inician la revisión de pacientes polimedicados
Redacción
Martes, 26 de junio de 2018, a las 16:00
Los médicos de Familia del Servicio Extremeño de Salud (SES) han iniciado este mes de junio una revisión sistemática de la medicación de los pacientes polimedicados, aquellos usuarios que toman simultáneamente cinco fármacos o más de forma habitual.

La revisión de la medicación que toma este tipo de pacientes está empezando por los que tienen mayor grado de polimedicación y se extenderá de manera progresiva hacia todo este colectivo, que en Extremadura representa una población de aproximadamente 78.000 personas, para adecuar la medicación y evitar los medicamentos que no aportan beneficios al paciente.

Se pretende mejorar la seguridad del paciente, con riesgo muy elevado de sufrir efectos secundarios



Para facilitar esta tarea a los médicos y establecer la revisión de la medicación como práctica habitual, el SES ha añadido una nueva funcionalidad a la estación clínica utilizada por los médicos en sus consultas, que permite la revisión de la medicación de los usuarios de su cupo en cualquier momento, mostrando en la pantalla todos los tratamientos farmacológicos del paciente sin necesidad de que éste se encuentre en la consulta.

Con esta medida se pretende mejorar la seguridad del paciente ya que, como advierten numerosos estudios e instituciones como la Organización Mundial de la Salud, las personas polimedicadas tienen un riesgo muy elevado de sufrir efectos secundarios e interacciones farmacológicas que pueden agravar su situación clínica en lugar de mejorar su salud.

Evitar efectos secundarios

El SES ya incorporó al sistema informático que utilizan los médicos hace algo más de un año otras herramientas que persiguen el mismo objetivo y permiten la detección automática de posibles interacciones farmacológicas graves, duplicidades o aplicación de alertas de seguridad, y también comprobar la adherencia –cumplimiento– del paciente al tratamiento.

Así, la estación clínica advierte del posible riesgo de efectos adversos por interacción combinada de dos medicamentos, como por ejemplo puede ocurrir cuando el paciente toma cierto anticoagulante y el médico le prescribe un antiinflamatorio que podría aumentar el riesgo de sangrado.