20 de abril de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:00
Autonomías > Extremadura

Extremadura pone en marcha su proyecto Medea de Medicina Personalizada

Tiene un presupuesto de 5,5 millones y, fundamentalmente, está destinado a la Atención Primaria

Foto de familia de la puesta en marcha del proyecto Medea.
Extremadura pone en marcha su proyecto Medea de Medicina Personalizada
Redacción
Miércoles, 21 de marzo de 2018, a las 10:00
José María Vergeles, consejero de Sanidad, y el secretario general de Ciencia e Innovación, Juan María Vázquez, han anunciado este miércoles la puesta en marcha del proyecto Medea (Sistema de Medicina Personalizada Aplicada), que contará con un presupuesto de 5,5 millones de euros.

El proyecto consiste en aportarle al médico, fundamentalmente de atención primaria pero también de hospital, un perfil para que sepa seleccionar cuáles son los fármacos que no producen alteraciones. Eso, ha explicado el consejero, no sólo se hará a través del historial clínico, sino “a través de un análisis genético de los pacientes”.

Medea va a ser una herramienta muy importante de inversión tecnológica, ha dicho Vergeles, que permitirá predecir qué medicamentos pueden generarle problemas al paciente que acude a la consulta. El proyecto comenzará con pacientes de oncología, psiquiatría y enfermedades cardiovasculares y luego se extenderá al resto de especialidades. El consejero ha recordado que hasta el 6 por ciento de las personas pueden tener reacciones adversas a medicamentos y que el 12 por ciento de las urgencias que se atienden se deben a estos efectos secundarios.

La iniciativa, que coordina el médico e investigador extremeño del Hospital Infanta Cristina de Badajoz, Adrián Llerena, también presente en el encuentro, se enmarca en la Compra Pública Innovadora que promueve el ministerio. El proyecto Medea tendrá una duración de 4 años y está dirigido a los pacientes del Servicio Extremeño de Salud.

I+D+i para mejorar la Medicina

Medea trata de mejorar la competitividad empresarial mediante actividades de I+D+i que favorecen la calidad de vida de los pacientes y ahorran en tratamientos farmacológicos. Su objetivo es mejorar la medicina a través de un programa de precisión y prescripción integrado en la historia clínica electrónica, desarrollo de kits genéticos, incluyendo repositorios de información sobre determinadas enfermedades oncológicas, y motores informáticos que permitan para cada paciente identificar en tiempo real el más adecuado principio activo óptimo y la dosis exacta. En la actualidad tanto principios activos como las dosis que se administran a los pacientes siguen un protocolo de aproximaciones sucesivas.