Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:45
Autonomías > Extremadura

El Infanta Cristina instaura las donaciones en asistolia no controlada

Este sistema entrará en servicio en los próximos seis meses

Dámaso Villa, gerente del Hospital Infanta Cristina, y José María Vergeles, consejero de Sanidad.
El Infanta Cristina instaura las donaciones en asistolia no controlada
Redacción
Jueves, 24 de mayo de 2018, a las 18:20
José María Vergeles, consejero de Sanidad, ha anunciado la puesta en marcha de un sistema que permitirá la donación de órganos en asistolia, parada cardíaca, no controlada en el Hospital Infanta Cristina de Badajoz. Hasta ahora sólo podía recibir este tipo de donaciones de pacientes que fallecían cuando se encontraban ingresados en la unidad de Cuidados Intensivos.

Este sistema requerirá un trabajo de preparación, formación, autorizaciones y acreditación que durará unos seis meses, por lo que el hospital pacense podrá recibir donaciones en asistolia a partir del mes de enero de 2019.

El Hospital Infanta Cristina ya está preparado para recibir este tipo de donaciones de pacientes que sufren una parada cardíaca mientras se encuentran ingresados y también podrá hacerlo con pacientes no hospitalizados con la adquisición del material necesario para mantener la actividad cardíaca durante el traslado.

El San Pedro de Alcántara, pionero en la región

Hasta ahora, el San Pedro de Alcántara de Cáceres era el único hospital de la región que podía aceptar donaciones en asistolia no controlada, un sistema que en 2017 ya representaba el 26 por ciento de todas las donaciones de órganos en España, y que resulta muy necesario para suplir la caída de donaciones de pacientes en muerte encefálica por el descenso del número de accidentes de tráfico.

Por otra parte, Vergeles ha informado de que en Extremadura, en lo que va de año, han aumentado las donaciones de órganos en un 26 por ciento, se han hecho un 89 por ciento más de trasplantes de riñón, y un 20 por ciento más de hígado con respecto al mismo periodo de 2017, la mayoría en Cáceres, en donde ya se realizan trasplantes a corazón parado o asistolia, fuera de la UCI, una técnica que este año 2018 también se va a realizar en Badajoz. Además han aumentado los trasplantes de córnea un 30 por ciento.