Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Autonomías > Extremadura

El 60% de las cirugías en Extremadura ya son mínimamente invasivas

Vergeles destaca la "excelente plantilla de distintas áreas de la cirugía"

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles.
El 60% de las cirugías en Extremadura ya son mínimamente invasivas
Redacción
Jueves, 29 de junio de 2017, a las 16:20
El 60 por ciento de las intervenciones quirúrgicas que se realizan en Extremadura se hace ya con técnicas mínimamente invasivas y el objetivo es llegar al 80 por ciento de las operaciones, sobre todo en campos como la urología o la cirugía pediátrica, lo que supone acortar los tiempos de hospitalización del paciente y mejorar la recuperación.

A este porcentaje que supera ya a la cirugía tradicional ha contribuido mucho el Centro de Alta Resolución de Trujillo o los hospitales comarcales de Tierra de Barros, Serena o Siberia, donde se realizan estas prácticas de mínima invasión por encima de la media regional.

"Si llegamos al 80 por ciento mejoraría la convalecencia de los pacientes porque podrían estar en casa a las horas de haber sido operados y se consumiría menos sangre, lo cual es muy importante también por cuestiones de índole religiosa, ya que están pidiendo que las cirugías sean menos sangrientas y, en tercer lugar, se haría más eficiente el sistema sanitario", ha indicado este jueves el consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles.

Vergeles ha inaugurado en Cáceres el V Simposio Nacional de Actualización en Formación de Cirugía Laparoscópica y Robótica en el Ambito Multidisciplinario, que se desarrolla en el Centro de Cirugía de Mínima Invasión Jesús Usón (CCMIJU), y donde se ha llevado a cabo una demostración de cómo opera el robot Da Vince de cuatro brazos.

En un encuentro con los medios ha destacado la "excelente plantilla de profesionales de distintos ámbitos de la cirugía" con la que cuenta el Sistema Extremeño de Salud (SES), en el que se ha conseguido revertir el porcentaje de cirugía tradicional hacia la de mínima invasión, algo a lo que contribuyen técnicas como la aplicada por este robot, aunque, de momento, "hay otras prioridades" y no se plantea la adquisición de esta máquina.

"No nos oponemos a este tipo de tecnología pero hay necesidad de priorizar", ha dicho el consejero que ha recordado que la primera fase del nuevo hospital de Cáceres será la quirúrgica, y que este área trabajará en conjunción con el CCMI "para reconvertir los procesos a una cirugía cada vez más mínimamente invasiva", ha dicho.

Aun así, no se descarta al cien por cien que el nuevo hospital cacereño pueda contar en un futuro con este robot Da Vinci, pero no adquirido directamente por el SES, sino en situación de alquiler o renting "para no llegar a corto plazo a la obsolescencia tecnológica", explicó el consejero.

En este sentido, ha reconocido que la cirugía robótica "es el futuro" pero ha destacado que eso supondrá también "hacer un cambio en la sensibilidad de los pacientes" porque, con esta técnica "no ves personas y aparecen brazos robóticos". "Por muy seguro que estés de que alguien está controlando ese robot, hay que ir mentalizando a los pacientes" de ese cambio, señaló al tiempo que ha reivindicado el papel de los cirujanos generales del SES.

"Son muy valientes", subrayó, porque muchos de ellos trabajan en hospitales comarcales que han tenido "muy pocas" dotaciones en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), como las que se van a implantar en Coria, Navalmoral de la Mata o Llerena, donde según ha dicho el consejero "han trabajado con sistemas de reanimación que no eran todo lo avanzado que necesitaban".