Los presupuestos de Extremadura contemplan un gasto sanitario enfocado en la formación y las nuevas infraestructuras

Así distribuye Extremadura su gasto récord en sanidad, partida por partida
Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta de Extremadura.


20 oct 2021. 11.45H
SE LEE EN 4 minutos
El desglose de los presupuestos para 2022 de Extremadura han mostrado la apuesta directa del Gobierno de Fernández Vara por la sanidad. En concreto, de los 7.000 millones de euros previstos, 2.000,8 millones estarán destinados cubrir las políticas sociales sanitarias, 132 millones más que el año pasado.

La previsión para 2022 plantea una inversión en sanidad con el foco puesto en las nuevas contrataciones. De este modo, el próximo año la Junta ofertará hasta 940 plazas en el Servicio Extremeño de Salud (SES), junto a otras 34 destinadas a licenciados sanitarios y enfermeros. Una inversión en formación que prevé alcanzar los 38,4 millones de euros, 6,5 millones más que el ejercicio anterior. Cabe destacar como, desde el SES, se han alineado los prespuestos con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en concreto con el punto tres, destinado a garantizar una vida sana y promover el bienestar en todas las edades, a través de la formación e investigación en sanidad. 

Junto al personal sanitario, la inversión en infraestructuras es otro de los puntos clave que desarrollan los nuevos presupuestos extremeños. Con especial atención a la construcción del módulo de pacientes externos del Hospital Don Benito-Villanueva, para lo que el SES contará con 16 millones de euros. Se añaden además otros 6,3 millones de euros para la creación de nuevos centros de salud en las áreas de Orellana la Vieja, Logrosán, Valverde de Leganés, Fuente de Cantos y Los Santos de Maimona.


En 2022 hay previsto convocar 940 nuevas plazas en el SES



Al presupuesto del SES, de 1.989´8 millones de euros, la Junta de Extremadura también ha atendido las necesidades de mejora de las instalaciones ya existentes. Así, cabe destacar la inversión de cuatro millones de euros para la sustitución sala de calderas de los hospitales Perpetuo Socorro-Materno Infantil y Universitario, así como la creación de un aparcamiento del Hospital Universitario de Badajoz, al que se destinará hasta 4,8 millones de euros.

En cuanto a las tecnologías y medios para el diagnóstico y tratamiento, durante el periodo de 2022 Extremadura ha contemplado la compra de alta tecnología sanitaria, dotando a través del Plan INVEAT- MRR de 13,4 millones de euros al SES. La iniciativa, con origen en el Ministerio de Sanidad, busca reducir la obsolescencia del parque tecnológico actual del SNS y elevar, como mínimo, la tasa media de densidad de equipos de alta tecnología por 100.000 habitantes.

Un siete por ciento de incremento presupuestario


Desde 2016, Extremadura ha planteado una política de potenciación del gasto social en sanidad y educación. Una fórmula que la posiciona como la segunda región en España, por detrás de Asturias, con más inversión por habitante en gasto sanitario, en concreto 1.637,71 euros por habitante el pasado año. Si cruzamos los datos de las comunidades con régimen común, la región extremeña pasa a ser la primera en gasto social, destinado a políticas sociales generales hasta 3.129 euros por habitante durante 2020.

En términos generales, la política de gasto social extremeña en sanidad ha aumentado un siete por ciento para 2022, pasando de los 1.876´5 millones de 2021 a la propuesta de 2.008´5  millones de euros.

En cuanto a la propia Consejería de Sanidad, según los datos facilitados por la Junta de Extremadura, la inversión ha supuesto un 13,4 por ciento más para el próximo ejercicio. En concreto, si en 2021 la Consejería contaba con un presupuesto de gasto por centro gestor de 515 millones de euros, para 2022 la cifra aumenta hasta los 584,2 millones de euros. Finalmente, en el caso del SES, el aumento presupuestario se sitúa en el 7,1 por ciento, subiendo desde los 1.858,2 millones de euros hasta los 1.989,8 millones de gasto para 2022.

A toda esta política de gasto directa en sanidad habría que sumar la planteada desde el Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a la Dependencia (SEPAD), que cuenta con otros 412 millones de euros destinados entre otros conceptos a la atención temprana, centros asistenciales, atención a la dependencia o subvenciones para la atención a personas con deterioro cognitivo. Una política de gasto que pone el foco en las personas y la prevención antes de su paso al sistema sanitario regular.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.