14 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Amancio Ortega dona 13 millones de euros a la oncología extremeña

El Servicio Extremeño de Salud (SES) adquirirá cuatro nuevos aceleradores lineales para el tratamiento del cáncer

Momento en el que queda firmado el acuerdo.
Amancio Ortega dona 13 millones de euros a la oncología extremeña
mié 10 mayo 2017. 12.00H
Redacción
El Servicio Extremeño de Salud (SES) adquirirá cuatro nuevos aceleradores lineales para el tratamiento del cáncer, que serán financiados por la Fundación Amancio Ortega por una cantidad que no puede superar los 12,8 millones de euros. Para llevar a cabo esta operación se ha suscrito un convenio firmado por el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y el vicepresidente de la Fundación Amancio Ortega, José Arnau Serra.

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, ha explicado posteriormente en rueda de prensa este acuerdo, que se enmarca en la donación de 320 millones de euros anunciada por la fundación el pasado mes de marzo para que la sanidad pública española adquiera equipos de última generación en la lucha contra el cáncer.

Ha reconocido la obsolescencia tecnológica que sufren los equipos tecnológicos del SES en general y los de radioterapia en particular y ha destacado que la donación de Amancio Ortega permite acelerar el plan de la Junta de Extremadura para renovarlos, en el que ya se trabajaba.

El Gobierno extremeño, según ha explicado el consejero, pretende contratar de forma conjunta los cuatro aceleradores lineales para el tratamiento de radioterapia, que se sumarán al nuevo que ya ha adquirido la Junta para el hospital Infanta Cristina de Badajoz y que está previsto que entre en funcionamiento a mediados de 2018.

Para 4 hospitales

Los cuatro nuevos equipos de radioterapia irán a los hospitales de Mérida, Badajoz, Plasencia y Cáceres, con lo que el Hospital Infanta Cristina de la capital pacense dispondrá de dos y la sanidad pública de Cáceres contará por primera vez en el nuevo hospital con un acelerador lineal, un servicio que en esta ciudad hasta el momento se prestaba por la sanidad privada mediante convenios.

La contratación de estos equipos se pondrá en marcha por parte del SES, de acuerdo con la Ley de Contratos del Sector Público. Será después de contar con los aceleradores lineales cuando la Fundación Amancio Ortega "irá posicionando los fondos a la Junta de Extremadura para asumir su coste".

El consejero ha explicado también que la adquisición conjunta de los cuatro equipos permitirá al SES, dentro de los beneficios de una una economía de escala con las empresas licitadoras, plantear mejoras en los búnkeres, que son los edificios que aislan los aceleradores lineales. La contratación se iniciará este año y las previsiones son que los nuevos equipos entren en funcionamiento en Cáceres, en noviembre de 2018; en Badajoz, en el primer trimestre de 2019; en Mérida, en el primer semestre de ese año; y en Plasencia, en el segundo semestre de 2019.

Este calendario permitiría, según José María Vergeles, que la primera fase del nuevo hospital de Cáceres podría contar ya con radioterapia y braquiterapia de última generación. Vergeles ha recordado que para la puesta en marcha de estos equipos se necesitan la autorización y los permisos del Consejo de Seguridad Nuclear, por lo que los plazos pueden verse alterados por este motivo.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.