19 de agosto de 2017 | Actualizado: Viernes a las 20:10
Autonomías > Cataluña

Quirónsalud Barcelona comienza a implantar marcapasos sin cables

El centro sanitario privado interviene con esta tecnología "micra" sin necesidad de cirugía

El marcapasos que implanta Quirónsalud es de los más pequeños del mundo.
Quirónsalud Barcelona comienza a implantar marcapasos sin cables
Redacción
Miércoles, 07 de junio de 2017, a las 11:10
El Hospital Quirónsalud Barcelona es el primer centro privado en Cataluña en implantar un marcapasos “micra”. Se trata del marcapasos más pequeño del mundo, que tiene forma de cápsula, no lleva cables y no necesita operaciones quirúrgicas para ser implantado; se prevé que en pocos años sustituya a los marcapasos convencionales.

Estos minimarcapasos, de 0,8 centímetros, funcionan igual que los tradicionales; se trata de marcapasos unicamerales (de una sola cámara) que evitan las complicaciones asociadas a los dispositivos actuales. A través de la arteria femoral, se introduce un catéter que libera la cápsula cuando esta llega al corazón, concretamente al ventrículo. Una vez implantada, simplemente se retira el catéter y el marcapasos queda anclado al ventrículo, sin ninguna molestia para el paciente ni necesidad de cuidado posterior. Este proceso dura tan solo entre 30 y 60 minutos y el paciente recibe el alta hospitalaria en menos de 24 horas.

Sin cirugía para implantar o extraer el dispositivo

Puesto que, a diferencia de los marcapasos convencionales, no se necesita operar al paciente para implantar o extraer el dispositivo, el uso de estas cápsulas reduce las probabilidades de infección y evita las cicatrices y la incomodidad de llevar un aparato bajo la piel. “Así se supera otro inconveniente de los marcapasos convencionales, que deben ser extraídos si el electrodo se rompe o deja de funcionar, lo que requiere una operación compleja y arriesgada para el paciente”, expone Xavier Viñolas, director de la Unidad de Arritmias del Hospital Quirónsalud Barcelona. Además, los minimarcapasos llevan una pila de litio que prolongará su duración hasta los 10-15 años, lo que evitará en muchos casos la necesidad de cambiarlos.

Hace un año que estos dispositivos nuevos empezaron a comercializarse tras superar los ensayos clínicos correspondientes. Actualmente se han implantado unos 2.500 en el mundo. Viñolas ha implantado ya un gran número de dispositivos en la sanidad pública y es uno de los profesionales que tiene más experiencia en la colocación de este tipo de dispositivos en España. Ahora traslada esta amplia experiencia a la sanidad privada por primera vez. El hecho de que estos nuevos marcapasos permanezcan en el ventrículo sin retirarse, hace que estén mayormente indicados para pacientes de edad avanzada que no necesiten más de una implantación. Sin embargo, “todos los pacientes son susceptibles de llevar este minimarcapasos”, comenta Viñolas.

Por el momento, este minimarcapasos podrá sustituir los marcapasos unicamerales, lo que representa el 20-40 por ciento de los marcapasos implantados actualmente. Las investigaciones para expandir y mejorar su uso continúan, y es muy posible que en los próximos dos o tres años casi la totalidad de los marcapasos unicamerales y bicamerales sean sustituidos por los nuevos. Además, ya es posible el control de estos dispositivos a través de internet para que los pacientes puedan realizar controles rutinarios telemáticamente desde casa, sin necesidad de desplazarse hasta los centros sanitarios. Esto supone un aumento exponencial de la calidad de vida de los pacientes.