19 dic 2018 | Actualizado: 16:40

Puigdemont pone el referéndum como peaje a la gran demanda de los médicos

Sanitarios reflexionan sobre un problema que no se solucionará sin un presupuesto suscrito a la consulta nacionalista

Antoni Comín, Carles Puigdemont y David Elvira durante un acto público.
Puigdemont pone el referéndum como peaje a la gran demanda de los médicos
lun 03 octubre 2016. 20.10H
Juanma Fernández
Carles Puigdemont ha suscrito el manido referéndum catalanista a la aprobación de los Presupuestos para 2017. Un mensaje directo a la CUP, que frenó las aspiraciones presupuestarias de 2016, algo que a su vez congeló cualquier posibilidad de mejora notable de las abultadas listas de espera sanitarias de la comunidad. En concreto, la Generalitat había presupuestado un aumento de la inversión en sanidad de 360 millones, de los cuales 96 iban a ir a mejorar las mencionadas listas. Nada de eso ocurrió y ahora el líder del Govern ha puesto sobre la mesa un sendero hacia la secesión que pasa por un acuerdo en las cuentas que nutra de fondos a la sanidad catalana.

Una realidad que choca con la demanda no solo de los profesionales sino de los ciudadanos. Así, el último sondeo del Centro de Estudios de Opinión (CEO) ha dejado claro que para el 46,3 por ciento de los catalanes, la mayor preocupación sanitaria son las demoras para la atención o las intervenciones sanitarias. Un grado que casi dobla al segundo aspecto que más preocupa: la mejora de equipamientos sanitarios (25,5 por cien).

“Cualquier tipo de mejora de las listas que no pase por aumentar el presupuesto son cantos de sirena”, arguye Jordi Cruz, presidente de Metges de Cataluña. Que añade un detalle: “Además, si se suponen otros métodos que no son mayor inversión estaríamos diciendo que los profesionales catalanes no son eficientes”. Sobre esto, Cruz recuerda que “la lista de espera quirúrgica ha aumentado un 3,1 por ciento el último año a la vez que se realizaban un 1 por ciento más de intervenciones”.

En opinión del representante sindical, “en 2017 tendremos presupuestos”, una aseveración sobre la que estima que estos contemplarán la misma cantidad para listas de espera. “Cuando nos presentaron aquellas cuentas, lo tenían muy bien planificado y no creo que cambie sustancialmente”, matiza. Similar opinión, respecto a la patología y los remedios, tiene Jaume Padrós, presidente del Colegio de Médicos de Barcelona. “Sin recursos es muy difícil generar soluciones”, asevera el facultativo.

El líder colegial no es demasiado optimista respecto a la realidad de las demoras sanitarias. “Las partidas que se habían presupuestado para mejorar las listas de espera tampoco eran muy grandes y además son un problema que se podrá recortar pero no solucionar; esto hay que explicárselo a la gente”, comenta Padrós. Aun así, confirma que le han entregado a Antoni Comín “una serie de medidas para ahorrar tiempo como rebajar la burocracia o empoderar más la Atención Primaria para que sea más resolutiva”. ¿Confían en que las apliquen? “De momento no ha aplicado ninguna, mover a la Administración siempre es difícil”, admite.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.