Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00
Autonomías > Cataluña

Más de 9.300 enfermos de hepatitis C se han tratado con nuevos fármacos

Los tratamientos pasaron a estar cubiertos por el Servicio Catalán de la Salud

Teresa Casanovas,hepatóloga y presidenta de la Asociación Catalana de Malalts Hepàtics.
Más de 9.300 enfermos de hepatitis C se han tratado con nuevos fármacos
Redacción
Lunes, 20 de febrero de 2017, a las 12:10
Un total de 9.330 enfermos de hepatitis C se han tratado con nuevos fármacos desde 2015, cuando estos medicamentos que tienen un índice de curación del 94 por ciento de los tratados pasaron a estar cubiertos por el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), según datos de la Conselleria de Salud de la Generalitat.

En febrero de 2015, Cataluña aprobó pagar los nuevos antivirales -Sofosbuvir y Simeprevir- a todos los pacientes catalanes cuyos médicos lo prescribieran siguiendo un protocolo, pese a que el Estado había limitado la financiación a los casos más graves por el elevado coste del fármaco, hecho que causó protestas y encierros en hospitales por parte de los pacientes.

La hepatóloga y presidenta de la Asociación Catalana de Malalts Hepàtics (ASSCAT), Teresa Casanovas, ha valorado positivamente la cobertura del número de pacientes en Cataluña, si bien ha considerado "urgente" detectar los casos que aún no han sido diagnosticados mediante programas de cribaje sistemático, como sucede con el cáncer de colon y de mama.

Según ha explicado, la Agencia de Salud Pública de Catalunya (Aspcat) quiere rescatar el plan específico para abordar la enfermedad que impulsó el exconseller de Salud Boi Ruiz pero que finalmente no fue presentado en el Parlament.

Este plan se volvió a evaluar en una reunión que tuvo lugar a principios de febrero y que contó con responsables de Salud Pública y el CatSalut, hepatólogos, profesionales del ámbito de prisiones, responsables de vigilancia epidemiológica, especialistas de laboratorio, asociaciones de enfermos y sociedades científicas.

Para la ASSCAT, el plan una vez revisado debe poner el foco en detectar y controlar el número de enfermos que aún desconocen que lo están porque son asintomáticos: "El 80 por ciento de los infectados nacieron entre 1945 y 1965. A esta población se le tiene que hacer una analítica", ha remarcado.