15 dic 2018 | Actualizado: 12:05

Las mujeres catalanas, las europeas con más esperanza de vida

Los hombres catalanes, con 80,5 años, ocupan el sexto lugar en la Unión Europea

David Elvira, director del Departamento de Salud de Cataluña.
Las mujeres catalanas, las europeas con más esperanza de vida
lun 20 febrero 2017. 12.20H
Redacción
Las mujeres catalanas son las que tienen una mayor esperanza de vida de toda Europa. Esta al nacer en el año 2014 es de 86,1 años por encima de los valores de España y del resto de países de la Unión Europea. Entre los hombres catalanes, este indicador se sitúa en los 80,5 años, también por encima del Estado y en sexta posición en la Unión Europea tras Islandia, Suiza, Liechtenstein, Chipre e Italia, según recoge el Informe de salud 2016 .

Ahora bien, los hombres viven menos tiempo que las mujeres, pero una mayor proporción del tiempo que viven lo hacen en buena salud. Concretamente, el tiempo que pueden vivir  en una buena calidad de vida, en el año 2014 era de 67,9 años para los hombres y 68,8 años para las mujeres, lo que representa el 84,3 por ciento y el 79,9 por ciento, respectivamente de la esperanza de vida de cada sexo.

Son datos destacados del Informe de salud 2016, que se presenta por cuarto año consecutivo, y que recoge los indicadores más recientes y relevantes que permiten hacer una valoración global del estado de salud de los catalanes, así como sus principales determinantes, y monitorizar los objetivos formulados en el Plan de Salud de Cataluña. En este sentido, los datos reafirman la necesidad de llevar a cabo acciones dirigidas a las poblaciones más vulnerables y de promover para incidir en la reducción de las desigualdades sociales que afectan a la salud, tal como propone el Plan de Salud de Cataluña 2016- 2020.

El informe de Salud 2016 recoge que el 83,3 por ciento de la población catalana tiene una percepción positiva de su salud (excelente, muy buena o buena), más los hombres (85,6 por ciento) que las mujeres (81 por ciento). Esta percepción es peor a medida que los grupos son de más edad. Además, y sobre todo entre las mujeres, las personas pertenecientes a los grupos socioeconómicos más desfavorecidos y las que tienen niveles de estudios más bajos tienen una percepción peor de su estado de salud. Este dato es relevante porque está ampliamente aceptado que es un buen indicador de salud y un buen predictor de morbilidad.

Por otro lado, el estudio también refleja los comportamientos de la ciudadanía para promover su salud como el seguimiento adecuado de las recomendaciones de la dieta mediterránea que hacen un 70,8 por ciento de los catalanes de 15 años y más, o la práctica de una actividad física que el 74,2 por ciento de la población de entre 15 y 69 años realiza. Por el contrario, un 20,9 por ciento de la población de entre 18 y 74 años es sedentaria.

El informe recoge otros indicadores de estilos de vida como el del consumo de tabaco y de alcohol. En concreto, el 27,5 por ciento de la población de 15 y más años fuma a diario u ocasionalmente, más los hombres que las mujeres en todos los grupos de edad (31 por ciento y 20,6 por ciento respectivamente), y un 3,8 por ciento hace un consumo de riesgo de alcohol, una prevalencia más elevada en los hombres también en todos los grupos de edad.

Los datos también reflejan que los catalanes duermen en promedio 7,6 horas al día y el porcentaje de personas de 15 años y más que duerme entre 6 y 8 horas al día es más elevado entre las clases más acomodadas y entre las personas con estudios universitarios. Además, desde 1994 hay una tendencia creciente del porcentaje de población adulta que duerme las horas recomendadas.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.