Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Autonomías > Cataluña

La sanidad, clave en el 'no' de la CUP a las cuentas de Junqueras

Las reuniones entre el Gobierno y la formación no logran desbloquear una situación que podría llevar a otras elecciones

Eulàlia Reguant, diputada de la CUP en el Parlamento de Cataluña.
La sanidad, clave en el 'no' de la CUP a las cuentas de Junqueras
Juanma Fernández
Viernes, 03 de junio de 2016, a las 15:20
Aunque Oriol Junqueras, consejero de Economía y Hacienda, presentó los presupuestos para 2016 como los más sociales de la historia, la CUP no está por la labor de pasar por el aro. Las sucesivas reuniones que Junts pel Sí ha mantenido con la formación que les permite gobernar no han arrojado nada nuevo sobre un bloqueo que podría derivar en unas nuevas elecciones y que, de momento, está materializado en una enmienda la totalidad. Este medio ha intentado contactar con Junts pel Sí, CUP, así como con el Ejecutivo, con el fin de conocer una respuesta oficial sobre el estado de las negociaciones, declinando todas las fuerzas hacer comentarios. Si bien la CUP ha explicado que la próxima semana someterán la propuesta a votación popular.

Lo que es cierto es que la sanidad tiene un peso importante en el ‘no’ de la formación izquierdista, que ha planteado al Govern una serie de exigencias presupuestarias para continuar con la legislatura. Por ejemplo, el paso de los trabajadores interinos a indefinidos, la reapertura de los centros de Atención Primaria de Montcada y de la Guineueta o la apertura de más centros de salud en Cataluña. Y eso que el proyecto de Junqueras contiene la ampliación de créditos presupuestarios para financiar la universalización de la asistencia sanitaria, cuyo Anteproyecto de ley acaba de hacer público la Consejería.

El proyecto de financiación que presentó la Hacienda catalana el pasado 24 de mayo contemplaba un aumento de la inversión de 317 millones de euros en sanidad, lo que daba una cantidad total de más de 8.700 millones. Todo ello enmarcado en un plan de crecimiento del gasto social de 700 millones. Sin embargo, el enrocamiento de la CUP parece inamovible ante la celebración, el próximo miércoles, del debate de totalidad en el Parlament.