Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 17:20
Autonomías > Cataluña

La Atención Primaria catalana monta una 'rebelión' contra Comín

Varios Centros de Atención Primaria (CAP) se están adhiriendo a un manifiesto que rechaza la gestión de la Consejería

Antoni Comín, consejero de Salud de Cataluña.
La Atención Primaria catalana monta una 'rebelión' contra Comín
Redacción
Viernes, 17 de marzo de 2017, a las 09:20
La Atención Primaria (AP) en Cataluña tampoco aprueba la gestión de la Consejería que lidera Antoni Comín. De hecho, varios centros de Atención Primaria se están adhiriendo a un manifiesto impulsado por el CAP Can Vidalet de Esplugues de Llobregat en el que critican la situación que vive la AP en la comunidad. El manifiesto, en forma de carta (acceda aquí), lleva por título ‘La necesaria rebelión del personal del sistema sanitario público’.

La ‘rebelión’ hace una referencia a una ponencia de Enrique Costas Lombardía en la OMC en la que criticaba, ya en 2007, la situación del Sistema Nacional de Salud. En concreto, Costas expresaba que “la gestión está sometida al partidismo” y añadía que “el Consejo Interterritorial carece de capacidad para coordinar y menos cohesionar los servicios autonómicos”.

Críticas a la gestión autonómica

En la carta, los profesionales sanitarios critican que la sanidad está sufriendo “un proceso de deterioro progresivo y los políticos parecen ignorarlo”. La ponencia a la que se refieren, añadía diez años antes que Comín llegase a la Consejería de Salud, que los gobiernos autonómicos “omiten las medidas impopulares por muy sensatas y precisas que puedan ser y dan preferencia en sus presupuestos a aquellas operaciones vistosas que permitan pintar una sanidad pública moderna y casi feliz, como la reducción de las listas de espera” o “la construcción de nuevos hospitales”, añade.

Estas medidas coinciden con la crítica que la AP quiere transmitir a la Consejería. De hecho, este jueves un grupo de profesionales del CAP Can Vidalet entregó a Alba Vergés, diputada de JuntsPelSí y presidenta de la Comisión de Salud del Parlament, el manifiesto en el que solicitan que el Departamento de Comín tome medidas.

Propuestas de mejora

En el discurso inicial de la ‘rebelión sanitaria’, el autor proponía reformas del Sistema Nacional de Salud, como por ejemplo, “la introducción de la sociedad civil en la vida del Sistema Nacional de Salud”. Además, consideraba necesaria la instauración de “una junto de gobierno en cada hospital formada por médicos y ciudadanos” y también, “establecer el cargo de gerente de las listas de espera”.

La ponencia de Costas añadía que “el médico es un héroe derrotado” y asumía que “el único que puede suscitar y guiar la renovación de la sanidad pública es el médico, agente del enfermo y con el protagonista de la asistencia”.