20 nov 2018 | Actualizado: 13:00

ERC y PDeCAT subvencionan con dinero público una feria pseudocientífica

El Ayuntamiento de Balaguer apoya históricamente un evento con posiciones antivacunas y otras terapias sin evidencia

El divulgador de pseudociencias, Josep Pàmies, y el alcalde de Balaguer, Jordi Ignasi Vidal Giné.
ERC y PDeCAT subvencionan con dinero público una feria pseudocientífica
lun 09 octubre 2017. 08.40H
Juanma Fernández
El Ayuntamiento de Balaguer (Lleida), dirigido por Jordi Ignasi Vidal Giné, de ERC, va a subvencionar otro año más la Feria de Alimentación y Salud, que se celebrará entre el 21 y 22 de octubre en la localidad. Así lo confirma a Redacción Médica Ester Guarné, concejala de Empresa y Régimen Interno del consistorio. Un evento que también cuenta con la colaboració de la Diputación de Lleida según la organización, aunque contactada por este medio la institución pública aclara que "no forma parte de las acciones subvencionadas por esta Diputación de Lleida en la anualidad 2017, en concepto de promoción de hábitos saludables".

En 2016, el citado evento ya recibió su correspondiente subvención de 18.000 euros (aprobada a 30 de diciembre de ese año) que, al igual que en 2017, se ingresó al Centre d'Iniciatives Rurals de la Plana de Lleida. El citado centro pertenece a un conjunto de cinco entidades relacionadas entre las que se encuentra Dolça Revolució, asociación dedicada a demostrar que se pueden curar enfermedades graves con “terapias naturales” y cuyos fundadores son Mercè Camins (actual presidenta) y Josep Pàmies. Curiosamente, el centro no aparece como organizador de la feria.

Pámies es agricultor, sin estudios médicos o científicos (ni siquiera universitarios), aunque sobre todo es conocido por sus polémicas declaraciones como en las que asegura que el cáncer no se cura por interés de las grandes farmacéuticas. También que el ébola se supera con dióxido de cloro o que el VIH no existe. Es, además, el gran impulsor de la citada feria subvencionada por las arcas públicas de Balaguer, localidad donde tiene su empresa, Pàmies Hortícoles S.L.

Entre los invitados a esta feria pseudocientífica en 2017 encontramos, por ejemplo, a Epifanio Alcañiz, ‘experto’ en radiestesia, es decir, facultad especial que se atribuye a determinadas personas de poder percibir las radiaciones electromagnéticas. Alcañiz se describre como “radiestesista e investigador de las energías telúricas del planeta, las cuales entiende que afectan profundamente a nuestros ritmos vitales”. Tampoco faltará a la cita el hijo de Pàmies, Aleix Pàmies, quien colabora en el proyecto de su padre. El pequeño del clan de naturópatas es ‘experto’ en iridiología, es decir, que asegura poder diagnosticar enfermedad a través del iris de las personas, otra práctica carente de evidencias empíricas.

Al evento también está previsto que asista Juan Juárez, “dedicado plenamente a conocer las emociones a través del cuerpo”. Juárez tiene un “don”, o así lo asegura la web de la organización. Se trata de la cura del estropeado (Cura de l’espatllat)  “una técnica terapéutica tradicional en Cataluña, con excelentes resultados, que no debe perderse”, pero sin ninguna credibilidad científica. Al plantel hay que sumar también a Xavier Uriarte, que dedica sus esfuerzos al movimiento antivacunas.

El ayuntamiento, arredantario de Pàmies

La relación de la familia Pàmies con las arcas del consistorio leridano no termina ahí. El 24 de febrero de 2015 se firmó un convenio de colaboración entre la institución pública, Josep Pàmies y Rosa María Gràcia para alquilar al ayuntamiento una finca que funciona como Refugio “Teresa Pàmies. Amics del camí de Sant Jaume”. Por un importe anual de 1.896,36 euros a tres años (ampliable), es decir, un total de 5.689,08 euros en ese tiempo, el ayuntamiento se encarga del mantenimiento de la casa así como de cualquier tipo de reforma o reparación, siempre que los propietarios estén de acuerdo con los cambios.

Desde la oposición en el pleno de ayuntamiento, Josep Maria Roigé, líder del PDeCAT en el municipio y exalcalde, explica a este medio que se trata de un evento “que responde a una inquietud de los ciudadanos de Balaguer al que nadie está obligado a ir”. “Si no se celebra aquí, se celebrará en otro sitio y da buena proyección porque viene gente de toda España y del extranjero”, explica.

Roigé, en cuyo mandato se recuperó la subvención al evento, reconoce que ha estado en la feria y escuchó cosas “que no me gustaron”. En todo caso, señala que a su juicio “cada uno puede decir lo que quiera siempre que eso no sea delictivo”.  En ese sentido, su tesis es clara: “El ayuntamiento favorece la muestra de un pensamiento que no agrede a nadie”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.