Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 14:40
Autonomías > Cataluña

El Tribunal de Cuentas certifica que Cataluña “explota” a sus sanitarios

Con un 35,7% la comunidad se encuentra por debajo de la media estatal de gasto en salarios sanitarios, situada en un 46%

Ramón Álvarez de Miranda, presidente del Tribunal de Cuentas.
El Tribunal de Cuentas certifica que Cataluña “explota” a sus sanitarios
Redacción
Jueves, 27 de julio de 2017, a las 14:20
Cataluña es la comunidad autónoma de España que, porcentualmente, dedica menos gasto sanitario público consolidado a la remuneración de su personal sanitario, con un 35,7 por ciento, muy por debajo de la media estatal que se sitúa en el 46 por ciento y lejos del 54,9 por ciento que destina Castilla y León en lo alto de este ranking. Estos datos, extraídos del último informe global del sector público autonómico correspondiente al ejercicio de 2014 que elabora anualmente el Tribunal de Cuentas, demuestran, según Metges de Cataluña (MC), la "sobreexplotación laboral" que sufre el personal sanitario por parte del Gobierno.

El sindicato considera que el gasto en retribuciones de los profesionales de la sanidad pública catalana dista mucho de la partida que asignan habitualmente las empresas de servicios en el capítulo de nóminas, que gira en torno al 55 por ciento de su presupuesto. "Esta diferencia corrobora como una buena parte de la financiación sanitaria sale directamente de los sueldos de los mismos trabajadores y esto puede convertirse en una bomba de relojería que puede acabar con los excelentes resultados del sistema por falta de personal cualificado", advierte el secretario general de MC, Josep Maria Puig.

Por este motivo, reclama al Departamento de Salud que haga un "ejercicio de realismo" para adecuar las retribuciones de los facultativos a su responsabilidad y al sobreesfuerzo que están haciendo para amortiguar los efectos de la crisis económica en la red sanitaria.

El informe del Tribunal de Cuentas también pone de manifiesto que Cataluña está a la cola de las comunidades autónomas en cuanto al porcentaje de gasto sanitario público consolidado sobre el Producto Interior Bruto (PIB) con un 4,7%, sólo por encima de Madrid con un 3,8%. En el extremo opuesto, se encuentran Extremadura (9,4%), Murcia (7,7%) y Asturias (7,3%). La media autonómica se sitúa en el 5,5%.

De acuerdo con los datos resultantes de la Estadística del Gasto Sanitario Público (EGSP) del Ministerio de Sanidad que recoge el informe, el Estado destinó en el año 2014 (ver pág. 4) casi 62.000 millones de euros a este capítulo, lo que representa un 6% del PIB, seis décimas menos que en 2010 .