Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 09:50
Autonomías > Cataluña

El e-mail llega por fin a la relación médico-paciente

Cataluña instaura un servicio de consultas vía correo electrónico en la mitad de sus ambulatorios

David Elvira, director del CatSalut, durante la presentación del sistema.
El e-mail llega por fin a la relación médico-paciente
Redacción
Lunes, 12 de diciembre de 2016, a las 14:20
La mitad de los ambulatorios catalanes tendrán implantada la herramienta 'eConsulta' en 2017, una "visita virtual" con la que el paciente puede realizar consultas a su médico o enfermera de cabecera y obtener respuesta en un plazo máximo de 48 horas. En rueda de prensa este lunes, han presentado la nueva tecnología el director del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), David Elvira, después de que se haya probado de forma piloto en 149 centros de atención primaria (CAP) desde 2015.

Se trata de un sistema de "mensajería por e-mail" no muy sofisticado, ya que hay que tener en cuenta que el correo electrónico lleva implantado 20 años en la sociedad, en el que se ha primado la seguridad de los datos, y está pensado para las visitas sucesivas o de seguimiento, no para las primeras consultas ni las visitas urgentes, según el coordinador de TIC del departamento, Pol Pérez. Según Elvira, no constan reticencias de los profesionales a la hora de utilizar este servicio porque "supone ventajas tanto para el médico como para el paciente", ya que se obtiene una respuesta rápida y evita desplazamientos innecesarios, además de una mejor gestión de la agenda.

El paciente podrá enviar consultas sin límite "en cualquier momento y desde cualquier dispositivo" y archivos adjuntos; disponer de un profesional alternativo si su médico está ausente; tener siempre disponible un historial de consultas realizadas, y recibir notificaciones por e-mail. Por parte del médico, podrá autorizar a ciudadanos que pidan utilizar la 'eConsulta'; visualizar en su agenda las visitas pendientes de responder; tener una "conversación proactiva" con el paciente, y decidir qué documentos aportados por el ciudadano pueden formar parte de su historia clínica.