Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Autonomías > Cataluña

El Clínic mantiene una pancarta 'indepe' por "respeto a los trabajadores"

Se trata de un símbolo colocado por un colectivo secesionista leal al Govern del expresidente Puigdemont

Miembros del Colectivo Clínic per la Democràcia junto al exconsejero de Salud, Antoni Comín, a quien visitaron en Bruselas.
El Clínic mantiene una pancarta 'indepe' por "respeto a los trabajadores"
Redacción
Viernes, 15 de diciembre de 2017, a las 11:40
“El Clínic siempre ha respetado la expresión de los trabajadores”. Es la respuesta que fuentes oficiales del Hospital Clínic de Barcelona han dado a Redacción Médica con motivo de la pancarta que cuelga del hall de este hospital público en la que se puede leer la palabra ‘Democràcia’, y que no se ha retirado a pesar de estar a menos de una semana de las elecciones autonómicas.

Estas mismas fuentes han señalado que el centro siempre ha mantenido expuestas “las reivindicaciones de tipo sindical o laboral” y que en esta ocasión no hay por qué retirar la pancarta. Preguntados por la diferencia entre una reivindicación laboral y una política, como es este caso, el centro entiende que “se puede ver así o simplemente como una expresión de los empleados”. “Solo pone ‘Democràcia’, una palabra que no va más allá”, aseveran.

Imagen de la pancarta en el hall del Clínic de Barcelona.

Las citadas fuentes oficiales de este hospital público reconocen que la pancarta es obra del Colectivo Clínic per la Democràcia, en cuyo logotipo se ve un gran lazo amarillo. Este símbolo nació como protesta al encarcelamiento de los presidentes de Òmnium Cultural y la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Cuixart y Jordi Sànchez, respectivamente. Reconocidos independentistas que siguen en prisión por un presunto delito de sedición y que han extendido el significado del citado símbolo al conjunto del ‘procés’.

Del mismo modo, diferentes miembros del citado colectivo no han tenido inconveniente en mostrar públicamente su afinidad ideológica ya no con el independentismo sino con la actividad de ya exGovern de Puigdemont, que se divide entre encarcelados como Oriol Junqueras, libres bajo fianza como Raúl Römeva o prófugos de la Justicia española, como es el caso del exconsejero de Salud Antoni Comín. Precisamente a este último estuvieron visitando el pasado 8 de diciembre en Bruselas, donde posó amigable con miembros del colectivo secesionista.