24 de septiembre de 2017 | Actualizado: Domingo a las 19:10
Autonomías > Cataluña

Comín, incapaz de solucionar el caos de las ambulancias

Algunos profesionales sufren "rutas y demoras" excesivas así como la falta de aire acondicionado en estos vehículos

Antoni Comín, consejero de Salud.
Comín, incapaz de solucionar el caos de las ambulancias
Marc Cebrián
Martes, 15 de agosto de 2017, a las 14:50
Con la llegada del verano se llenan las playas españolas de turistas y, por consiguiente, suben los servicios que prestan los profesionales que trabajan en las ambulancias. Este no será el caso de la Costa Brava de Girona donde los profesionales del Transporte Sanitario de Cataluña (TSC) están en huelga indefinida por no tener respuesta del consejero de Salud, Antoni Comín, a sus peticiones.

Hay ambulancias que han llegado a concetrar más de 40 grados en su interior”, se quejan a Redacción Médica desde el Sindicato de Transporte Sanitario de Cataluña, por lo que piden que se coloque "a un nuevo consejero" que sustituya a Comín, para que "cumpla con los requisitos" con los que se comprometieron en la adjudicación del concurso de ambulancias -de hace dos años-.

Así lo ha solicitado el sindicalista Fernando Miguelez que -en representación de sus compañeros- explica que el "mal estado" de las ambulancias provoca que el tiempo de demora en prestar un servicio haya aumentado "un 40 por ciento". Asimismo, los trabajadores también sufren la realización de "rutas excesivas".

Por este motivo, el servicio de ambulancias de Girona está dando un servicio mínimo del 85 por ciento en casos de no urgencia donde contemplan altas hospitalarias, hemodiálisis, tratamientos oncológicos o pruebas de urgencia, entre otros. Pero, a pesar del protocolo, se han producido casos en los que no se han podido cubrir el servicio, como el caso de un paciente que requería un tratamiento oncológico en Girona.

Por lo que piden que la adecuación de estos vehículos tanto para transportar a pacientes como para asegurar unas buenas condiciones laborales a los profesionales. "Los trabajadores no pueden trabajar igual, ya que no rinden igual después de conducir 12 horas a 40 grados", explica Miguelez.
 
Las demoras que ya se venían produciendo se suman a las que causadas por la huelga indefinida. "Un paciente puede llegar a esperar 2 horas a la ambulancia. Imagínate si el servicio de traslado es de Berga -ciudad de Girona- a Barcelona, pues añádele casi dos horas más", reconocen desde el sindicato.

"No sabemos nada del consejero". Desde la plataforma aseguran que han contactado con la Consejería para poner a su disposición el "mal" estado en el que se encuentran las ambulancias al tener, algunas de ellas, plagas de pulgas o goteras.

Las más afectadas

Girona es una de las pronvicias más afectadas junto a Tarragona, Lleida y Baix Ebre, según nos comenta la sindicalista de TSC, Montserrat Martínez. A pesar de este dato, también surgen quejas entre los trabajadores de la comarca del Maresme que aluden a las "pésimas prestaciones" que tienen sus ambulancias.

De hecho, uno de los trabajadores de la compañía del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) que opera en el Maresme, alega que, tras haber sufrido unos recortes salariales del 2,5 por ciento, también ha visto que, a pesar de haber recortado el número de vehículos, tienen que cubrir "los mismos o más" servicios.

“Nos vigilan más el material que utilizamos, más demoras en el servicio que damos y todo con menos tiempo, porque te ponen más prisas…” asegura este trabajador que se suma a otros de los empleados que, además, admite que ha subido el tiempo de demora en casos no urgentes.

Han denunciado frente al consejero que algunas ambulancias están plagadas por pulgas, tienen goteras. Por lo que la reivindicación de este colectivo se expande a que se dejen de recortar en este sector. Pero a pesar de todo esto, reconocen no saber "nada del consejero".

A pesar de no haber respuesta por parte de Comín, estos profesionales ya han visto como se han incrementado sus servicios debido a la llegada de los turistas a las costas catalanas en un periodo que, habitualmente, suelen disponer de ambulancias de refuerzo.