19 dic 2018 | Actualizado: 14:50

Amenaza de huelga contra Comín por auspiciar la 'quiebra' de dos hospitales

El Hospital General y el de Mataró abren dos nuevos frentes contra el consejero de Salud

El consejero de Sanidad, Antoni Comín.
Amenaza de huelga contra Comín por auspiciar la 'quiebra' de dos hospitales
jue 20 octubre 2016. 14.20H
Redacción
Dos nuevos frentes se abren para el consejero catalán de Sanidad, Antoni Comín, en la periferia de Barcelona. Los facultativos del Hospital General de Cataluña (HGC) de Sant Cugat del Vallés amenazan con la huelga para evitar que el centro salga del Sistema Sanitario Integral de Utilización Pública (Siscat). Al mismo tiempo, la mitad de la los municipios del Maresme, a los que el Hospital de Mataró sirve de centro de referencia, han acordado hacer frente común ante su pésima situación financiera.

Los representantes sindicales del Hospital General de Cataluña (HGC) han dado detalles sobre la reunión que mantuvieron el pasado día 14 con el consejero de Salud y en la que, según denuncian, Comín no les informó del plan social que podría aplicarse para el HGC cuando tenga que salir del Siscat en diciembre próximo.

La reunión, que transcurrió en un ambiente muy tenso y fue “muy desagradable”, según la nota, ha generado un gran malestar entre los representantes sindicales, que han hecho llegar sus quejas a varios miembros del Gobierno. Ante esta situación se espera una importante movilización que los representantes sindicales de los 1.200 trabajadores del HGC quieren hacer coincidir con el debate en el Parlamento de las condiciones de reprivatización del centro y cuya fecha aún está por determinar.

Lo que sí se sabe es que el próximo domingo, día 23 de octubre, se celebra la fiesta de otoño de Sant Cugat y los representantes de los trabajadores han pedido al consistorio tener un espacio propio desde el que explicar a la población desde su punto de vista cómo está el proceso reprivatizador del hospital, impulsado por Comín.

Enfrentamiento entre ERC y la antigua Convergencia

El sindicato CCOO, que está llevando la iniciativa en la movilización, no prevé que los trabajadores tengan problemas para conseguir el estand ni tampoco el apoyo del consistorio de Sant Cugat, que podría aprobar en el pleno de este mes una moción en ese sentido con los votos favorables de PDT (antigua Convergencia, partido de la alcaldesa, Mercè Conesa) y Ciutadans.

Enfrente se encontrarán a ERC, que ya ha anunciado que presentará en el pleno municipal otra moción alternativa a la del PDT para defender la salida del Hospital General de Cataluña del sistema público de salud, al entender que “con nuestros impuestos no se han de financiar empresas privadas con ánimo de lucro y aún menos una con capital riesgo”.

La alcaldesa de Sant Cugat y también presidenta de la Diputación de Barcelona, Mercè Conesa, ha expresado en varias ocasiones su preocupación por los efectos que podría tener esta salida del Siscat para los cerca de 90.000 habitantes de esta ciudad.

La empresa propietaria del hospital, la entidad alemana Fresenius, con más de 110 hospitales repartidos por toda Europa, estima que los trabajadores afectados por la salida del Siscat serán 150, unos empleos que los sindicatos quieren salvar a toda costa, según la representante de CCOO en el centro, Isabel Zapata.

Hospital de Mataró

Por su parte, los ayuntamientos del Maresme, en su mayoría también controlados por el PDC, quieren que la Generalitat incluya una partida en el presupuesto 2017 para garantizar el funcionamiento del Consorcio Sanitario del Maresme que gestiona el Hospital de Mataró. Así lo han acordado en una reunión en Mataró en la que todos han coincidido en la necesidad de solucionar el importante déficit económico que tiene el organismo desde hace tiempo. Se estima que el hospital necesita 10 millones para afrontar medidas urgentes para llevar a cabo su actividad.
 
El Ayuntamiento de Mataró ya había aprobado por unanimidad de todos los grupos municipales una declaración institucional exigiendo a la Generalitat una solución definitiva a la “extrema descapitalización del Consorcio Sanitario del Maresme”. En concreto, pidió al Gobierno que contemplase un plan de inversiones. A este objetivo se suman ahora otros siete municipios del área de influencia del hospital, que suma 265.551 personas.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.