La directora general de Universitats, Victòria Girona, aboga por aumentar las plazas de especialidades de médicos

"Pedimos al Estado las competencias para homologar médicos extranjeros"
La directora general de Universitats de Cataluña, Victòria Girona.


24 ene 2022. 13.20H
SE LEE EN 14 minutos
Cataluña pide al Gobierno la transferencia de competencias para homologar médicos y enfermeras extracomunitarios. Así lo confiesa la directora general de Universitats de Cataluña, Victòria Girona, en una entrevista con Redacción Médica, donde asegura que el Govern ha reclamado al Estado el traspaso de la gestión "para hacer una comisión más ágil".

Girona remarca que la homologación de títulos de enfermeras extranjeras lleva dos años en cola y la propuesta motivada por la pandemia del Ministerio de Sanidad "no lo agiliza demasiado". La directora general de Universitats afirma que la solución ante la falta de médicos pasa por "aumentar las plazas de especialidades", aunque no determina ninguna cifra, y confía en certificar el aumento en hasta un máximo de 600 plazas la oferta pública del Grado de Enfermería para el próximo curso.

¿Cree que la solución ante la falta de médicos exige aumentar el número de plazas en las facultades de Medicina?

Por los estudios realizados, el número de plazas a escala estatal y en Cataluña son suficientes para la formación del Grado de Medicina. Otro tema son las especialidades, donde se indicaba que faltaban plazas de especialidades y hay dos o tres que son muy escasas: Medicina Comunitaria, Medicina Preventiva y Salud Pública. Los decanos de las universidades no están actualmente a favor de incrementar el número de plazas de acceso a Medicina. En Cataluña se han ido incrementando porque se han ido creando facultades de Medicina. Ha habido aumentos, pero no hay un estudio que diga que faltan muchas plazas.

Colegios, sociedades y asociaciones médicas critican que de nada sirve incrementar el número de plazas en las facultades porque se produce un tapón en el MIR. ¿Cuál debería ser entonces la solución?

Aumentar las plazas de especialidades. En Enfermería, incluso antes de la pandemia, las ratios de pacientes por número de enfermeras en Cataluña estaban por debajo de la media europea, sumado a las jubilaciones previstas para los próximos años. En Enfermería siempre se ha pedido que se necesitaban más plazas de acceso. En Medicina sucede todo lo contrario por la especialización. El trabajo con los decanos de las facultades de Medicina no se centra tanto en aumentar el número de plazas de acceso o nuevos grados, sino en incrementar las plazas del MIR.

¿En cuánto estaría dispuesta Cataluña en ampliar el número de plazas MIR?

Esto es un tema de Salut, que a nosotros no nos comentan. Estos datos de plazas MIR es información de profesionales en el sistema sanitario catalán y nosotros no la tenemos.

¿Cuándo se hará oficial el aumento en 600 plazas de la oferta pública del Grado de Enfermería para el próximo curso?

Estamos trabajando con todas las universidades desde octubre, cuando se acordó esta medida y se ratificó con el presupuesto. Para hacer un grupo de Enfermería o incrementar las plazas este proceso se debe someter a un trámite de verificación por la Agència per a la Qualitat del Sistema Universitari de Catalunya (AQU) y, por otra parte, debemos validar que tengan todos los criterios de calidad necesarios para hacer este incremento de plazas. Estamos trabajando con las universidades y tenemos propuestas de todas las plazas a precio público. Con este aumento de plazas queremos que haya una dispersión territorial importante. Este proceso terminará en una reunión el 21 de abril, que es cuando se aprueban todas las plazas. Seguramente las 600 no tendrán todo cubierto para empezar el próximo curso, puede que tengan que esperar un curso más, pero nuestra intención es que puedan todas.


"El número de plazas en el Estado y en Cataluña son suficientes para la formación del Grado de Medicina"



¿Es optimista de cara a alcanzar este incremento el próximo curso?

Soy optimista porque estamos poniendo muchos esfuerzos. También hemos hablado con AQU para que nos haga una acreditación exprés y le dé prioridad. No todas llegarán, pero pienso que se notará el incremento y el siguiente curso acabaremos de completar las plazas.

¿A qué cifra de plazas se podría alcanzar el próximo curso?

Trabajamos en la idea de las 600 plazas. De las 600 plazas a precio público, no hemos cerrado una cifra aún, ahora estamos en más de 500. Esto no significa que alguna universidad privada también quiera incrementar.

¿Cómo se distribuirán estas plazas y en qué facultades se llevará a cabo?

Las plazas se distribuirán en todas las universidades públicas: Universitat de Barcelona, Universitat Autònoma de Barcelona, Universitat de Lleida, Universitat Rovira i Virgili y Universitat de Girona. De universidades privadas tenemos alguna petición, pero este proceso lleva más tiempo. Es posible que esté interesada en incrementar plazas la Universitat Internacional de Catalunya y alguna otra.

En Cataluña hay ocho facultades de Medicina, que en total ofertan 2.880 plazas al año. ¿Cree que son insuficientes siendo Cataluña la región que tiene más facultades?

Por lo que dicen las facultades, no. Las titulaciones de las Ciencias de la Salud no es solo voluntad de hacerlo, se deben tener suficientes plazas asistenciales que mantengan la calidad de la formación. Todos los hospitales de Cataluña son universitarios o asociados con las universidades, no hay ninguno que esté libre. Todo el sistema sanitario está implicado en la formación y hacer una facultad o titulación nueva no es tan fácil.

Actualmente, la creación de nuevas facultades de Medicina o en el ámbito sanitario debe ser propuesta por las universidades con el aval de las comunidades autónomas y la revisión de la Aneca. ¿Cree que se deberían flexibilizar los criterios para crear nuevas facultades por parte de las comunidades autónomas y el Estado?

Se creó un Real Decreto sobre la creación de nuevas universidades en 2021. El Ministerio de Universidades hizo este criterio para evitar la proliferación excesiva de universidades privadas de los últimos años. Se centra en un modelo único de universidades, universidades intensivas en investigación. El problema fundamental es que determina que para crear universidades esta debe tener diferentes ámbitos de conocimiento.

¿Tiene conocimiento de intenciones de crear facultades de Medicina de universidades privadas u otras universidades sin este grado? ¿Y de otros estudios sanitarios?

No, que yo sepa. La creación de facultades de universidades privadas se hace a través de la comunidad autónoma. Tampoco tengo conocimiento de intenciones de crear facultades de otros estudios sanitarios de universidades privadas u otras universidades sin este grado. En febrero tendremos todas las peticiones para implantar nuevas facultades o universidades para el curso 23/24.

A raíz de la falta de médicos, varias comunidades autónomas consideran necesario agilizar la homologación de personal sanitario extracomunitario. ¿Exige al Estado recibir esa competencia para homologar los títulos de médicos extranjeros?

Lo pedimos sobre todo para Enfermería en el momento de la pandemia. Nos dirigimos al Ministerio de Sanidad y dijeron que lo agilizarían, pero su propuesta no lo agiliza demasiado. Hemos pedido gestionar esta competencia tanto en Enfermería como Medicina a través de AQU.

¿Y cómo aboga por realizar este procedimiento?

Pedimos hacer una comisión más ágil. Enfermería lleva dos años en cola para homologar los títulos de enfermeras extranjeras. Incluso con la pandemia se pidió que se agilizase y traspasase y no se hizo. Intentaríamos que la comprobación fuera más ágil.


"Con el aumento de plazas de Enfermería queremos que haya una dispersión territorial importante"



¿Está Universitats trabajando en recibir las competencias de Formación Sanitaria Especializada desde el punto de vista académico?

No estamos trabajando en ello. Trabajamos conjuntamente con el Departament Salut en relación a todas las titulaciones sanitarias, pero no en este sentido.

Recientemente, las últimas notas de cortes en selectividad que dan acceso a las últimas plazas de Medicina corresponden a las facultades de Cataluña. ¿A qué cree que se debe?

La nota de acceso se debe entender en su conjunto. No significa que es mejor o peor. Si se hace una comparativa entre la media de notas de todos los estudiantes que entran, la nota es parecida al resto.

¿Ha afectado la situación política en Cataluña a la llegada de estudiantes de grados sanitarios de otras comunidades autónomas o países?

No porque los datos que manejamos es que en Lleida y Tarragona llegan muchos estudiantes de otras comunidades autónomas por proximidad y en los mismos porcentajes que anteriormente.

¿Existe un problema lingüístico en las universidades catalanas?

No, porque realmente no hay un problema lingüístico en las universidades de Cataluña. En el departamento de Universitats hay una comisión de política lingüística que cada año registra los datos de todas aquellas asignaturas que se hacen en catalán. Lo importante es revisar la lengua con la que se imparte la materia en el plan docente cuando se realiza la matriculación. En Cataluña puede ser catalán, castellano o inglés. Es un problema que a veces se le da un vuelo superior a lo que realmente sucede en las universidades.

En nueve años habrá la mitad de profesores de Medicina en las facultades, según denuncian los decanos. ¿Qué plantea hacer Cataluña para paliar el déficit de estos profesionales?

Debemos tener en cuenta que Cataluña, como todo el Estado, viene de la época de la crisis donde la tasa de reposición era del cero y ahora es del 120 por ciento. Esto significa que las universidades pueden hacer planes de relevo generacional. Hay profesores y habrá, aunque en algunos ámbitos cuesta más que otros.

¿Un profesor de Medicina está bien pagado en Cataluña?

Cobran lo mismo que un profesor de Farmacia o Económicas, si son funcionarios de los cuerpos docentes de universidades y, por tanto, funcionarios del Estado. El problema que tienen en Cataluña es que el nivel de vida es más alto que en otras comunidades autónomas, donde los catedráticos pueden tener un poder retributivo mayor porque el nivel de vida es inferior. El sueldo es el mismo. Si son profesores laborales, tienen un sueldo equiparado al sanitario, el mismo en toda España.

¿Considera pues que es un sueldo adecuado?

Sí, aunque supongo que hay gente que dirá que no. Es una opinión particular porque habrá gente que diga que hace un trabajo tan excelente que no está bien pagado y otros dirán que es suficiente.

¿Exige al Estado recibir la competencia para homologar profesores para trabajar en la universidad?

AQU tiene sus procesos de acreditación. Lo hemos pedido, pero no hacen caso. Por ejemplo, un profesor funcionario se debe acreditar a la Aneca y los sexenios y complementos económicos también. Hemos pedido en el acreditado laboral la equiparación con el funcionario, que Aneca reconozca los procesos acreditados laborales en Cataluña. No lo hemos conseguido de momento cuando era un acuerdo que había entre las dos agencias de calidad, de reconocimiento mutuo.


"Los estudiantes de Medicina y Enfermería han dado un paso adelante para ayudar a hacer frente a la sexta ola"



Según el Observatori del Sistema Universitari, Cataluña tiene que bajar 200 euros la matrícula y año por grado tras el acuerdo con el Ministerio de Universidades. ¿Contempla hacerlo en esta legislatura?

En 2022 es imposible con los presupuestos que se aprobaron. Es cierto que cuando vino la crisis, Cataluña subió mucho las tasas. Lo que no dice el Observatori es que al mismo tiempo que se aumentaron las tasas se hizo una política de tarifación social y se hicieron seis niveles de renta. Los importes se incrementaron, pero las familias de rentas medianas y pequeñas pagaron un importe inferior al que había. Hace dos años, cuando el ministro Castells anunció el acuerdo de bajar los precios al valor del curso 11/12, en Cataluña habíamos acordado bajar el 30 por ciento lineal de todos los grados y másters. Castells decía que teníamos que llegar a los importes del curso 11/12 en un plazo de tres años. En el primer año, se tenía que ir igualando la primera matrícula de los grados. Tuvimos conversaciones con el Ministerio y se consideró que nuestra rebaja era ya importante. Cada año que el Govern aprueba una rebaja significa que el importe que dejan de ingresar las universidades se debe compensar por el impacto presupuestario que tiene, por lo que antes de tomar una decisión política se debe hacer una evaluación de la partida económica. Este año seguiremos en la línea, pero no podemos llevarlo a cabo. Es voluntad del Govern ir bajando las tasas hasta igualar los másters a los grados y que estos todos sean de la estructura A, el más bajo.

¿Ha sido positivo contratar a estudiantes de Medicina y Enfermería para ayudar en la sexta ola?

Sí, fue una decisión que nos pidió el conseller de Salut para hacer estos contratos de auxilio sanitario, enmarcados en una emergencia sanitaria y de un plazo de tres meses. Las decanas de la mayoría de universidades catalanas aceptaron un proceso de reconocimiento de estas horas bajo una serie de criterios. Todos debemos poder ayudar ante la gravedad de la situación.

Asociaciones de estudiantes han criticado que se han sentido como mano de obra barata. ¿Qué opina sobre ello?

No comparto esa opinión porque es un proceso voluntario y el contrato es como de primer residente. Son personas capacitadas para ayudar en un momento de emergencia sanitaria, que tienen más sensibilidad y voluntad de hacerlo y han dado un paso adelante. No creo que sea criticable, a veces no nos hacemos una idea de la situación de la pandemia. Por suerte tenemos una sociedad que es solidaria.

¿Ve adecuado aplicar esta medida para casos futuros de aumento de la demanda asistencial?

No porque defiendo la medida ante una situación extrema, de pandemia, pero no es una medida que se deba implantar de forma habitual. La pandemia ha evidenciado que Enfermería necesita plazas, pero necesitamos que las enfermeras no se vayan de Cataluña, porque sus condiciones han estado muy precarizadas. Salut ha aprendido que no es tanto cuestión que se formen más para que después digan que no hay buena situación laboral. Todos debemos poner de nuestra parte y normalizar la situación.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.