Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Autonomías > Cataluña

"En CESM nos duele la salida de Metges, es un error"

Patricio Martínez, presidente de Honor de la confederación, y Carlos Amaya, exsecretario general valoran esta ruptura

Patricio Martínez y Carlos Amaya.
"En CESM nos duele la salida de Metges, es un error"
Carlos Corominas / Cristina Alcalá
Miércoles, 04 de octubre de 2017, a las 19:10
Los exdirigentes de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) no han hecho oídos sordos a la noticia de la ruptura de Metges de Cataluña con la organización a nivel nacional de este martes. En un comunicado, los médicos catalanes anunciaban su desvinculación con la confederación ante el "profundo desacuerdo" surgido entre las dos entidades profesionales por los últimos acontecimientos vividos en Cataluña, a raíz de la convocatoria y celebración del referéndum para la autodeterminación.

Por un lado, Patricio Martínez, presidente de Honor de CESM, dice estar viviendo este proceso con “tristeza, pena y dolor”. Aunque madrileño de nacimiento, Martínez ha desarrollado su carrera en Barcelona, y ha vivido con angustia todo el proceso de distanciamiento de los médicos catalanes del resto de organizaciones estatales: “Me siento cada vez más cerca de Unamuno y Ortega y Gasset. Me duele España”.

Martínez no ve una salida fácil ni una vuelta rápida de Metges a CESM: “Está tan vinculada a la situación catalana que hasta que no se solucione no volverá". En su opinión, esta decisión supone que "el médico catalán se va a quedar aislado a nivel profesional y científico”.

Amaya: “Se veía venir”

Por su parte, el que también fuese secretario general de CESM durante 12 años, Carlos Amaya, también ha querido valorar la ruptura entre los médicos de Cataluña y la confederación nacional y lo ha hecho en la línea de su excompañero de sindicato: “Es una noticia muy triste”, ha reconocido.

Sin embargo, en su opinión, esto “se veía venir”, ya que Metges siempre ha destacado por su “independencia” con respecto a CESM y, con los hechos que están aconteciendo estos días y “ante la falta de apoyos”, ve lógico, en parte, que haya decidido separarse. “Entiendo que la organización se haya sentido sola y apartada, pero lo han hecho de forma precipitada, porque ni siquiera se ha proclamado la independencia de Cataluña”.

Sin embargo, Amaya reconoce que la decisión de separación es “más dolorosa” al saber que ha sido “por motivos políticos y no profesionales”. “La desunión solo nos debilita en materia de negociación”, lamenta.