Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Autonomías > C-La Mancha

PP, PSOE y Podemos tendrán acceso al informe sobre las derivaciones

Fernández asegura que esta práctica se ha reducido a la mitad en 2016, pasando de un 6,8 a un 3,4%

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández, durante el pleno de las Cortes Generales.
PP, PSOE y Podemos tendrán acceso al informe sobre las derivaciones
Redacción
Jueves, 12 de mayo de 2016, a las 16:30
Los grupos parlamentarios de las Cortes de Castilla-La Mancha (PP, PSOE y Podemos) tendrán acceso este lunes al informe sobre derivaciones sanitarias en la región, en el que se puede constatar la reducción de pacientes atendidos en instituciones privadas. Así lo ha adelantado la portavoz socialista, Blanca Fernández, en el transcurso del debate general, presentado por el PP, relativo a la externalización de los servicios en los hospitales de Castilla-La Mancha.

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández, ha tomado la palabra al término del debate y se ha referido a ese informe y ha adelantado datos del mismo, señalando que el número de derivaciones “es la mitad” con el Gobierno socialista. “Ustedes derivaban a un 6,82 por cierto de los pacientes atendidos en la sanidad pública, nosotros un 3,42”, ha revelado el consejero en respuesta al portavoz sanitario popular, Carlos Velázquez.

Velázquez ha centrado su intervención en defender la continuidad en la sanidad de Castilla-La Mancha de prácticas que tanto el PSOE como Podemos, su socio parlamentario, Podemos, consideraban “líneas rojas”, como las derivaciones a centros privados o el mantenimiento de servicios no asistenciales privados en el futuro hospital de Toledo. “No es lo mismo despedir a 3.000 profesionales sanitarios que contratar a 479, ni paralizar obras de hospitales que reiniciarlas ahora pagando las indemnizaciones”, le ha respondido el consejero.

El consejero también se ha referido al convenio sanitario con Madrid. Ha asegurado que la asistencia a los pacientes de Guadalajara y Toledo está garantizada, “como no podría ser de otra manera” y ha defendido su supresión en el caso del norte de la provincia de Toledo, donde “más del 72 por ciento de la gente ni siquiera sabe que es el convenio”, ha explicado.