25 de mayo de 2017 | Actualizado: Jueves a las 13:50
Autonomías > Castilla y León

Se evalúa una reorganización de las guardias de las farmacias

El consejero también ha hablado de la Mesa Sectorial de esta semana

El consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado.
Se evalúa una reorganización de las guardias de las farmacias
Redacción
Lunes, 20 de febrero de 2017, a las 14:30
El consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, aboga por estudiar vías para compatibilizar la atención urgente y la ordinaria de las farmacias rurales y ha considerado necesario "reorganizar" las guardias para que no se vea "comprometida" la viabilidad de estas boticas.

Sin embargo, Aguado ha explicado que algunas farmacias han informado de que solamente dispensan "biberones y preservativos" dado que por la noche los medicamentos ya se distribuyen en las urgencias.

Vacunas contra la difteria

Por otro lado, Sáez Aguado ha recalcado que la Consejería de Sanidad cuenta con un remanente de vacunas contra la difteria para poder hacer frente el desabastecimiento comunicado por el Ministerio de Sanidad y ha apostado por priorizar a algunos grupos poblacionales aunque, en su opinión, lo más importante es la coordinación de políticas porque "los agentes infecciosos no tienen barreras"

Obligatoriedad de usar el coche en Primaria

El consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha asegurado que la obligación de que los profesionales utilicen su coche en los desplazamientos asistenciales que realizan en Atención Primaria no es algo nuevo, aunque ha señalado que se negociará en la Mesa Sectorial de esta semana.

"Hay conceptos retributivos específicamente para ello, según la dispersión, las distancias...", ha subrayado el titular de Sanidad ante los periodistas, ocasión que también ha aprovechado para reiterar que en la Mesa Sectorial se negociará este asunto, que, según ha recalcado, "no se le impone" a nadie y que en todo caso empezaría en el futuro, pues no afecta de forma "imperativa" a los más de 1.800 médicos de la comunidad.

Según el sindicato Satse esta decisión lesionaría los intereses de los profesionales de Atención Primaria, obligando al profesional a utilizar su vehículo particular para uso público.  Además, argumentan que supone "un agravio comparativo respecto a otros profesionales sanitarios de Sacyl", a los que, según se ha recalcado, no se les exige que pongan el coche para su trabajo.