"Vida Recoletas pone a madres y padres como protagonistas del proceso"

Luis Rodríguez-Tabernero, director médico, analiza el papel destacado de este proyecto de Medicina Reproductiva

Luis Rodríguez-Tabernero, director médico de Vida Recoletas.
"Vida Recoletas pone a madres y padres como protagonistas del proceso"
jue 15 octubre 2020. 09.45H
El Grupo Recoletas Red Hospitalaria ha potenciado su cartera con Vida Recoletas, un proyecto de Medicina Reproductiva destinado a facilitar a las familias cumplir el sueño de la paternidad y la maternidad. Todo ello en un sistema en expansión, con las técnicas más avanzadas y toda la honestidad con los pacientes, como explica en esta entrevista su director médico, Luis Rodríguez-Tabernero.

¿Qué ofrece Vida Recoletas a la paciente y en qué creen que se diferencia del resto?

Vida Recoletas ofrece inicialmente a las mujeres de Valladolid y próximamente a las de toda Castilla y León la posibilidad de realizar los estudios y tratamientos de reproducción humana asistida más avanzados, por los profesionales más preparados y con la tecnología más puntera sin salir de su Comunidad.

La diferencia de Vida Recoletas con otros centros se asienta en que en nuestras clínicas ponemos a las mujeres y parejas como protagonistas de su proceso terapéutico, con toda la información disponible veraz y honesta sobre su problema, toman en todo momento parte de las decisiones clínicas. La individualización caracteriza los procedimientos y buscamos que cada caso sea único y no un número más de un protocolo. Además de la individualización terapéutica, el trato cercano y la preparación del equipo asistencial (médicos, biólogos y enfermeras), la otra característica diferencial de Vida Recoletas es su apuesta por la tecnología más avanzada (incubadores Time-Lapse de última generación, equipos láser para biopsia embrionaria, sistemas de trazabilidad automatizados, etc.) hacen que el laboratorio de Vida Recoletas sea el más avanzado de Castilla y León al nivel de cualquier centro de referencia mundial.

¿Por qué han apostado por un proyecto así?

El Grupo Recoletas, referencia de la sanidad privada en Castilla y León, sentía que tenía el deber de apoyar a las parejas y mujeres que precisan tratamientos de reproducción asistida. Es una de las Comunidades más envejecidas con una de las tasas de natalidad más bajas y una mayor edad de la mujer a la hora de tener su primer hijo. Ayudar a que cualquier mujer en Castilla y León tenga un hijo, supone un beneficio social que a día de hoy la miopía política aun no ha comprendido. A falta de una política de fomento de la natalidad y con muchas dificultades para acceder a los tratamientos de la sanidad pública, facilitar la posibilidad de realizar las técnicas más avanzadas en el entorno de las parejas y sin modificar sus hábitos laborales y sociales, creemos que es una gran ventaja que puede animar a muchas de estas parejas a intentar conseguir el sueño de ser padres. Cada niño que nazca será un gran éxito y un motivo de orgullo diario para todo el Grupo.

De cara al profesional sanitario, ¿qué perfiles profesionales van a conformar la plantilla de esta nueva Clínica?

El equipo dirigido por el Dr. Luis Rodríguez-Tabernero referente nacional en este campo, está conformado por cinco ginecólogos subespecializados en reproducción asistida con muchos años de experiencia y dedicados en exclusiva a los tratamientos de Medicina Reproductiva. Además, cuenta con tres biólogas especializadas en embriología humana y andrología, dos técnicos de laboratorio, tres enfermeras, auxiliares clínicas y personal de administración y servicios con mucha experiencia en la atención clínica. El desarrollo del proyecto a lo largo de Castilla y León obligará a la formación y contratación de más profesionales con esos perfiles en los próximos años. Son perfiles difíciles de encontrar, ya que los residentes de Ginecología y los licenciados en Biología y Enfermería no salen con esa formación, por lo que el centro colabora en la formación de nuevos profesionales con la dotación de becas y la impartición de formación teórico-práctica.

¿Qué tipo de técnicas de reproducción asistida tienen implementadas?

En la Clínica Vida Recoletas se realizan todas las técnicas de Medicina Reproductiva actualmente validadas por la experiencia clínica, desde las técnicas clásicas de reproducción como la inseminación artificial y la fecundación in vitro (FIV) clásica o con microinyección espermática (ICSI) a las técnicas más avanzadas de Diagnóstico Genético Preimplantacional (PGT), bien por enfermedades hereditarias monogénicas o por riesgo de aneuploidías, que es una de las técnicas más realizadas hoy en día por la avanzada edad de las mujeres y que nos permite seleccionar embriones euploides para aumentar la eficacia del tratamiento y disminuir el tiempo necesario para conseguir el embarazo.

Además, realizamos todas las técnicas para la prevención de la fertilidad como la preservación seminal y la vitrificación de ovocitos. Está última permite que mujeres con una patología oncológica, frecuentemente cáncer de mama, puedan guardar sus gametos antes de recibir el tratamiento quimioterápico, para poder utilizarlos una vez superada la enfermedad y de esta manera lograr ser madres. Este procedimiento ayuda mucho en el equilibrio emocional necesario para superar un tratamiento oncológico.

Esa misma preservación de ovocitos cada vez la realizan más mujeres que por problemas sociales o laborales no pueden permitirse ser madres antes de los 35 años. Guardando sus óvulos consiguen evitar el envejecimiento ovárico para poder ser madres cuando sus circunstancias personales lo permitan y evitando de esta forma depender de la donación de óvulos para poder lograr el sueño de la maternidad.

¿Qué nivel de innovación aplican? Por ejemplo, explican que cuentan con la última tecnología en el banco de gametos, ¿esto en qué se traduce?

El laboratorio de Vida Recoletas cuenta con la tecnología más moderna y la aplica a todos los procesos. Por ejemplo, en el banco de gametos destaca la trazabilidad de todos los procedimientos, así como la aplicación de las nuevas tecnologías para la selección y seguridad de los donantes y receptores con la realización de estudios ampliados serológicos, genéticos, despistaje de enfermedades recesivas y posibilidad de matching genético con los receptores. Tenemos tanta seguridad con nuestro programa de donación de ovocitos que aseguramos la consecución de al menos dos blastocistos en cada ciclo de donación. Esto significa que con esos dos embriones la pareja tiene más de un 75% de posibilidades de conseguir una gestación.

¿Cómo se han adaptado al Covid-19?

La pandemia por el virus Sars-cov2 Covid-19 en Castilla y León ha tenido graves efectos sobre la sanidad en general y sobre la Medicina Reproductiva en particular, y en la Clínica Vida Recoletas nos obligó a una adaptación de la atención sanitaria con varias fases:
  • En un primer momento, con motivo del confinamiento y por las dudas que las sociedades científicas se planteaban por el posible efecto patológico de la infección sobre el futuro recién nacido en caso de infección durante la gestación, obligó a la cancelación de todos los tratamientos no iniciados y a la vitrificación de todos los embriones generados en los ciclos que estaban en marcha, con el objetivo de retrasar la gestación y los posibles efectos negativos de la infección. Una vez concluidos los tratamientos en marcha se suspendió completamente la actividad en nuestra clínica.
  • Tras superar la fase más dura de la pandemia, y tras conocerse los primeros resultados de estudios sobre el efecto de los coronavirus sobre la gestación y el recién nacido que informaban de la ausencia de defectos congénitos en los niños nacidos de madres que habían sufrido la infección, se reabrieron los centros con estrictas medidas de contención priorizando la realización de visitas virtuales y la realización de estudios y pruebas diagnósticas hasta el final del confinamiento en que se retomaron los tratamientos presenciales.
  • Finalmente tras el confinamiento se retomaron los tratamientos y controles presenciales. Para ello, fue necesario implantar estrictos protocolos de funcionamiento Anti-Covid. Se realizaron cribados de todos los trabajadores de Vida Recoletas con pruebas serológicas y PCR, se crearon circuitos diferenciados de entrada y salida, medidas de distanciamiento social en salas de espera y pasillos, dispensadores con gel hidroalcohólico en todos los espacios para el lavado sistemático de manos y uso continuo de mascarillas homologadas por todo el personal y pacientes incluso antes de que fuese declarado obligatorio por las autoridades.
Además, los protocolos clínicos fueron modificados con la obligatoriedad de cribar a las parejas mediante check-list periódicos de síntomas o exposición al virus y la realización de test serológicos y PCR sistemática antes de cualquier procedimiento en quirófano.

¿Qué planes de expansión contemplan para este nuevo proyecto en los próximos tres años?, ¿tienen una estimación del empleo sanitario que van a generar?

La dirección del Grupo Recoletas planea la apertura de centros Vida en cada una de las capitales de provincia de Castilla y León en las que ya existe un hospital del Grupo y no descarta la apertura de nuevos centros en otras Comunidades. El objetivo es seguir creciendo, pero teniendo claro que la clave para el éxito se asienta en la excelencia de los profesionales, por lo que primero buscaremos o formaremos a los especialistas capaces de realizar una atención sanitaria con el marchamo de calidad Vida Recoletas, y después con el apoyo del Grupo vendrá la apertura del centro con la más avanzada tecnología para mantener la calidad asistencial y lograr las mayores tasas de gestación posibles para nuestras pacientes. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.